Alcalde de Torrelles de Llobregat

Ferran Puig i Verdaguer

"Hay que hacer recortes pero el tema social debe ser prioritario".

"En esta situación de crisis, cuanto más unimos esfuerzos, mejor. Y creo que el político debe acercarse al ciudadano y escucharle, y esto lleva a nuestra política, a hablar. Porque el ciudadano también tiene la clave para solucionar los problemas".

Jueves, 06 de Octubre de 2011
Cuando pensamos en Torrelles de Llobregat (pequeño municipio a 20 kilómetros de Barcelona, con poco más de 5.000 habitantes esparcidos en menos de 14 km2) nos viene seguramente la imagen de Catalunya en Miniatura. Pero no podemos olvidar que su historia se remonta a más de 1000 años atrás, de cuando están los primeros testimonios escritos, e incluso documentado el primer Torrellenc: uno en Geofred Tassio, en el siglo X. El pueblo se estructura en torno a un núcleo donde hay varios arrabales históricos y tres grandes urbanizaciones. Hoy hablamos con su Alcalde.

"Hay muchas y diversas razones para querer dedicarse a la política. En mi caso, la principal fue la preocupación sobre el futuro del municipio y su gente: creo que es todo un reto".

"Este es un pueblo que si lo que buscas es la proximidad de las personas, la participación en temas culturales, un entorno privilegiado y una manera diferente de vivir, Torrelles te ofrece".

"En esta situación de crisis, cuanto más unimos esfuerzos, mejor. Y creo que el político debe acercarse al ciudadano y escucharle, y esto lleva a nuestra política, a hablar. Porque el ciudadano también tiene la clave para solucionar los problemas".
 

¿Supongo que es consciente de que el gran atractivo turístico de Torrelles es Cataluña en miniatura?
(Risas) Sí, sí, somos conscientes. De hecho, es el parque turístico cultural en miniatura más grande del mundo y el único existente en España. Está constituido en sociedad privada en un espacio municipal que tiene una concesión de cincuenta años. Sí, pienso que desde el punto de vista turístico es un elemento importante del pueblo, y está en la voluntad de los ciudadanos que continúe siendo así. Y de momento el impacto turístico es perfectamente asumible, nada masificado.

¿Y qué hace un arqueólogo como usted a querer presentarse como alcalde?
Bueno, supongo que hay varias razones, y la principal es la preocupación sobre el futuro del municipio y su gente: creo que es todo un reto. A mí me preocupaba la política social y había visto que había entrado en una dinámica donde las relaciones entre sociedad civil y políticos se habían vuelto difíciles.

Pero usted no es de aquí. Viene de Sant Boi
Sí, y pasé por Lleida, antes. Pero al volver y no encontrar lugar donde vivir, fui a Torrelles donde encontré un pisito, y ya no me he movido de aquí. Este es un pueblo que si lo que buscas es la proximidad de las personas, la participación en temas culturales, un entorno privilegiado y una manera diferente de vivir, Torrelles te ofrece.

¿Y por qué cree que le votaron a usted?
Bueno, no sólo me han votado a mí, yo he tenido la opción mayoritaria, de acuerdo, y tal vez he salido pues porque probablemente la gente me conoce, por mi implicación en temas a nivel de pueblo, porque estoy en una opción política independiente, y porque ya tenía cierta experiencia en política municipal.

A pesar de su mayoría absoluta, está con CiU
Sí, nos pusimos de acuerdo antes de las elecciones y después también, fuera cual fuera el resultado, un gobierno de todos, de todas las fuerzas. En esta situación de crisis hay que aunar esfuerzos. Y creo que el político debe acercarse al ciudadano y escucharle, y esto lleva a nuestra política, a hablar. Porque el ciudadano también tiene la clave para solucionar los problemas.

Una colaboración entre todos
Naturalmente. Y en pueblo como este, como Torrelles muchas cosas se hacen para que el ciudadano lo haga como voluntario, como aportación. Porque con el dinero no se paga todo. Y tenemos una experiencia clarísima con las fiestas, donde hay una alta participación de la gente. También en las cabalgatas, o en la fiesta de la cereza, la principal fiesta del verano, que se celebra la primera semana de junio, y donde la participación de la gente, de campesinos, comerciantes, jóvenes, hace que salga adelante. Es una de las virtudes de Torrelles: una sociedad pequeña pero muy implicada.

¿Incluso en tiempos de crisis como este?
Nos ha pasado lo que a muchos pueblos: en tiempos de bonanza, se empezó a construir mucho, y con la crisis, nos hemos encontrado que había servicios comprometidos, personal contratado, que no han podido cubrir. Y esto ha provocado una situación difícil a las arcas municipales, que ahora, en estos momentos todavía estamos evaluando.

Para plantear un presupuesto un poco coherente de cara al 2012, ¿no?
Si. También es cierto que los organismos supramunicipales que nos deben cantidades de subvenciones de compromisos adquiridos van más lentos de lo que cabría esperar y eso sólo hace que complicarlo todo. Aquí, además, no tenemos industria, y por lo tanto, eso también cuenta.

¿Y qué medidas concretas de ahorro se propondrán desde Alcaldía?
De entrada el ahorro. Habrá una importante contención de gasto a todos los niveles: renegociación de contratos, servicios como alumbrado, limpieza... También habrá que priorizar, claro, y destinar el dinero en lo que sea estrictamente necesario. Tampoco nos embarcaremos en hacer nuevos equipamientos y sí mejoraremos los del centro, que necesitan mantenimiento. Y también optimizaremos recursos humanos, claro. Pero vaya, nos falta también tiempo por todas partes.

¡Pero si acaban de empezar una legislatura!
Sí, pero no creo que sea bueno hacer las elecciones a finales del mes de mayo, porque acabas de entrar en junio, te recolección pones en julio, vienen las vacaciones de agosto, en septiembre empiezas a poner los organismos, y ya estamos en octubre, que en nuestro caso, por ejemplo, tenemos un presupuesto prorrogado y es un problema. Es como si fuera un año perdido, podrían hacerse en el mes de febrero que permitiría llegar en agosto con todo más claro y consolidado.

Ya que estamos ¿qué piensa de la limitación de los mandatos?
Lo encuentro fantástico. Otra cosa es pensar si deberían ser mandatos de cuatro años o más largos. Lo digo porque cuesta asumir acciones pasadas, compromisos y situaciones económicas. Nosotros por ejemplo, tenemos muy claro ante la situación actual que es muy importante que la gente sepa cuál es la realidad de los ayuntamientos. Esto nos lleva a plantear algo a lo que nos hemos comprometido y es que me de hacer una parte de los presupuestos participativos, para quien quiera, que la gente pueda dar su opinión.

Al estar en un pueblo pequeño como éste puede hacerlo
Si, porque aquí en Torrelles, en pueblos consolidados y con historia, hay urbanizaciones que nacieron con la voluntad de pasar los fines de semana y se han acabado convirtiendo en espacios de primera residencia. Y esta gente necesita que el pueblo los acoja, así que ha llegado la hora de hacer que sean barrios, porque el problema que tengan los que viven en la "urbanización" es el mismo que puede tener alguien que viva en el casco urbano.

Pero la movilidad debe ser un problema
Sí, lo admito. Vivimos en una sociedad en la que la forma de organizarse cuando la gente viene a vivir en Torrelles es en coche. Así que contamos en autobús pero la gente no lo utiliza. Nosotros apostamos por el transporte público pero en nuestro caso es en un 90% deficitario.

Creo que una de las cosas de las que están orgullosos es del tratamiento de residuos
Sí, Torrelles fue uno de los pueblos pioneros y es un ejemplo de lo que ha sido el tratamiento de residuos desde el punto de vista de las mejoras medioambientales. Tiene recogida, que ahora tendrá que hacer nueva, por cierto, participó en uno de los planes pilotos de reciclaje, tenemos una planta de compostaje de ámbito supramunicipal y fue premiado en su día como uno de los municipios con más alto reciclaje a nivel del país.

Aquí pues la gente también pone de su parte
Bueno, debo admitir que últimamente el tema está relajante un poco, pero las políticas que se harán desde el Ayuntamiento son de estar muy alerta y recuperar el espíritu. En Torrelles utilizamos el sistema de puerta a puerta, que sí, de acuerdo, conlleva una serie de "molestias" a la población para que la gente aprenda qué días se recoge cada tipo de residuos, pero termina valiendo la pena. Aquí lo importante es que todos podamos cumplir unas obligaciones para vivir mejor.

Si fuera Presidente de la Generalitat ¿cómo habría tratado el tema de los recortes en temas tan delicados como sanidad o educación?
No me lo he planteado nunca, eso de ser Presidente, pero tengo muy claro que el tema social es prioritario. En épocas de crisis se nota mucho que la gente tiene unos padecimientos que antes no tenía: cuesta llegar a final de mes, por ejemplo. Así que, en cuanto al tema sanitario, cuando te das cuenta que los recortes, seguramente necesarias, afectan al servicio directo de las personas que tienen necesidad, ves que hay algo que falla.

Pero usted admite que son necesarias
Sí, sí. En nuestro país, por ejemplo, el servicio de urgencias, el CAP, que lo tenemos en el pueblo de al lado, nos dicen que los recortes han provocado que se tenga que ir al del pueblo vecino. Y aquí es donde empieza una sensación de que el recorte que comienza en un lugar acaba repercutiendo al ciudadano, que es el afectado. Así, contestado su pregunta, sí, es evidente que se deben poner las cosas en tono, pero el tema social debería ser prioritario.

Está al principio de la legislatura. Teniendo la crisis como gran condicionante, como voz, sin embargo ¿los próximos cuatro años?
Nuestra opción es trabajar con un gobierno de unidad, porque pensamos que se pueden tener discrepancias pero siempre habrá puntos donde se pueden hacer entendidas, con un estilo de mínimos de comunes denominadores, que llamamos. Ahora por ejemplo, uno de los temas de debate es la capacidad de Torrelles. Hay una sola carretera, y en la gran mayoría de emergencias quedaríamos acorralados. Así que una de las cuestiones que debemos plantearnos todos, y no sólo el equipo que gobierna es cuál es el límite poblacional que queremos dar al municipio.

Veo que quiere tomar las decisiones por consenso
Pienso que es el mejor, porque escuchando las opiniones de todos, seguro que la decisión que tomaremos será la más correcta.