Alcalde de Premiá de Mar y Presidente de la ACM

Miquel Buch

"El Consejo de Gobiernos Locales unirá mucho a los municipios"

"En momentos de crisis, hace falta ingenio. E implicación también, la que aporta el mismo ciudadano. Quedarías parado de la implicación que tiene mucha gente en estos momentos para hacer las cosas"

 

Martes, 13 de Diciembre de 2011
Situado a unos 20 kilómetros de Barcelona, ??Premià de Mar es la segunda ciudad más poblada de la comarca del Maresme, sólo por detrás de la capital, Mataró. Sus cerca de 28.000 habitantes están concentrados en sólo 2 km2, por lo que el municipio es uno de los más densos del país. Segregada en 1836 del otro Premià (el de Dalt), su proximidad con otros municipios la han acabado por calificar "municipio dormitorio", y eso a pesar de una intensa vida asociativa y cultural. Hoy hablamos con su Alcalde.
 
"En momentos de crisis, hace falta ingenio. E implicación, también, la que aporta el mismo ciudadano. Quedarías parado de la implicación que tiene mucha gente en estos momentos para hacer las cosas "
 
"Siempre hay conflictos de convivencia. Pero si las dos partes quieren, se puede llegar a arreglar. Así que si eres alcalde de una ciudad y quieres que se resuelvan los conflictos cuando existan, intenta buscar la mejor solución "
 
"Los ayuntamientos necesitamos un marco, que se nos diga qué debemos hacer y qué no. Ahora tenemos unas competencias mínimas, pero ahora no es el momento de revisarlas, pero tarde o temprano esto tendrá que debatirse "
La Fiesta Mayor de Premiá de Mar es muy importante
Sí, posiblemente sea de las tradiciones de las que estamos más orgullosos. Nuestra fiesta conmemora el ataque morisco y pirata que atacaba a la costa hace muchos años. pero durante un tiempo, hubo un debate con otros municipios y la rivalidad había llegado a ser demasiada grande. Nosotros hemos pretendido que la fiesta una, no que divida, así que ahora es todo un referente, no por la festa en sí sino por su elemento convivencial. 
 
Debatimos en Premiá que lo que no nos podía pasar como a otros municipios, que al hacer "dos bandos" se crearan rivalidades. Y lo hemos conseguido. 
Pues si en su momento hubo ataques piratas, señal de que el pueblo tiene una gran historia
Sí, es cierto y todos los expertos que pasan por Premià nos lo dicen. Tenemos por ejemplo una villa romana, la de Can Farrerons, que es una villa romana octogonal que estaba situada en medio de dos arroyos que los sedimentos fueron tapando. Según los que entienden, en la Península Ibérica sólo hay tres más de estas magnitudes. Pero es el problema de siempre: no encontramos que nadie quiera invertir, así que muy poco a poco, vamos poniendo el dinero que podemos para que, no sólo nosotros, sino en todo el Maresme, que hay mucha construcción romana, se pueda constituir una línea de museos para ayudar a los estudiantes a aprender cómo eran las civilizaciones antiguas.

Pero no sé si os conviene que venga más gente con la densidad de población que tenéis
Pues sí. Premià de Mar es un municipio de 1'9 Km2 con casi 28 mil habitantes censados. Estamos hablando de una densidad de 15 mil habitantes por km2 y eso nos convierte en una de las ciudades más densas de Cataluña. Esto fue a partir de los años sesenta, fruto de la construcción masiva. En aquella época muchos barceloneses iban a pasar las vacaciones aquí, y con el tiempo, fueron a vivir allí.
 
¿Y sobre este tema de la densidad, habéis adoptado algunas medidas?
Tenemos congestión en determinadas horas del día pero lo conseguimos. No hay grandes colapsos porque los ciudadanos también son inteligentes y para evitar las retenciones utilizan transporte público. En este mandato, por ejemplo, nos gustaría mucho potenciar el uso de la bicicleta, sin necesidad de hacer carriles bici. Y lo queremos hacer potenciando también el paseo marítimo, que si quieres, llega a Barcelona y que es un lugar ideal para pasear. Así que si somos capaces de educar a nuestros ciudadanos, las bicicletas podrían llegar a tener horas concretas de preferencia. Si trabajamos juntos se podrá hacer.
 
Pero sin suelo es una lástima que esto no pueda crecer más
Mire, hay un estudio en el Plan de la Vivienda que nos decía que cuando alguien prospera socialmente se va de Premià. Por varias razones: las viviendas no son muy grandes, el entorno no es el mejor y tenemos otros municipios cerca que han podido actuar con unas garantías legales que antes no estaban. Pero no tenemos pisos desocupados. En todo caso la gente acaba volviendo. Bueno, pues en este plan se contempla que dentro de diez años podamos tener unas 2.500 personas más. Llegaríamos a 30 mil habitantes y deberíamos parar aquí porque no cabemos más.

Pero con los que sois, ahora no os queda demasiado lugar para el turismo ...
Bien, tenemos Barcelona muy cerca, y la estrategia que tenemos con el Baix Maresme es potenciar los elementos singulares que tenemos, especialmente en cuanto a sus rasgos culturales. Hemos montado un consorcio con otros municipios, y nosotros queremos difundir el patrimonio romano, que no es poco.

Esto debe ser para combatir la idea que debe tener la gente de Premià de Mar como ciudad dormitorio
Es que no deja de ser una ciudad dormitorio. En el último plan general que hemos hecho, que pienso que será el último, porque ya no tenemos más espacio, no podemos hacer nada más. Sí, tenemos dos industrias importantes, pero una de ellas está en una situación económica muy delicada y la otra quiere irse pero la economía ahora no lo permite, así que el aspecto productivo que tenemos es el comercio.

Ya ha salido el dinero de nuevo. Como todo el mundo debéis ir justitos ...
Sí, pero no subiremos los impuestos. Optaremos por encontrar acuerdos para hacer una revisión catastral que se ha de hacer en Premià, para poner los valores de las casas y de las propiedades al día. En la medida que podamos dejaremos el IBI igual, por no aumentar la presión fiscal, ya partir de ahí, pondremos ingenio para encontrar soluciones. Y una de las que quisiera remarcar es la que aporta el mismo ciudadano. Quedarías parado de la implicación que tienen muchos ciudadanos en estos momentos para hacer las cosas. Hay un tejido participativo muy grande.

¿Algún ejemplo?
Tenemos muchos y diversos. Tenemos una entidad que se dedica a todo lo que es tradición catalana, por ejemplo. Y también Asociaciones Rociera. Convivimos todos en Premià de Mar. Tenemos grupos capaces de llevar los gigantes, de hacer grupo joven de bastoneros, de organizar fiestas ... el problema es que tienen tanta actividad que a veces no tenemos suficiente dinero para pagarlo todo.
 
Pero no todo debe ser coser y cantar. También debe haber problemas de convivencia
Por eso tenemos un servicio de mediación que sirve tanto para problemas puntuales como por algún tema más serio, como podría ser racial, por ejemplo. En su momento lo pusimos en marcha y nos dimos cuenta que había más pueblos en Cataluña que lo utilizaban, y todos muy satisfechos. En Premià se han dado casos de que alguien va a la Policía Local a denunciar algo y ésta le aconseja que se lo repiense y que vaya primero al servicio de mediación. Si las dos partes quieren, se puede llegar a arreglar. Así que si eres alcalde de una ciudad y quieres que se resuelvan los conflictos cuando existan, intenta buscar la mejor solución.
 
Y aparte de estas, ¿qué otras prioridades tiene, el Ayuntamiento de Premià de Mar?
Mire, ahora estamos redactando el plan de actuación municipal. En Premià hemos optado por tener un gobierno en minoría, ya que CiU obtuvo 10 de 21 concejales, y los otros partidos nos garantizaron que no harían ningún gobierno de concentración. Así que lo que hemos hecho ha sido coger los programas electorales de todas las fuerzas políticas que estamos en el Ayuntamiento. Y a partir de aquí el gobierno lidera y ha empezado a coger una serie de propuestas para poner a nuestro plan municipal, pero ligado a la situación económica de cada momento.

A pesar de las dificultades, se le ve optimista
Bueno, no nos queda otro remedio, ¿verdad? Estamos pasando un mal momento, de acuerdo, pero si encima nos lo tomamos mal, no lo conseguiremos nunca. Yo soy de afrontar los problemas, y estoy convencido de que los podremos superar con diálogo y esfuerzo. Pero también mucha voluntad. Y eso es equiparable a todos los aspectos de la vida.
 
Y en la política más que en ningún otro
Naturalmente. Veo clarísimo que los ayuntamientos necesitamos un marco, que se nos diga qué debemos hacer y qué no. Ahora tenemos unas competencias mínimas, pero ahora no es el momento de revisarlas porque la situación que tenemos ahora es complicada, pero tarde o temprano esto tendrá que debatirse.

Usted tendrá la oportunidad. Es el nuevo Presidente de la Asociación Catalana de Municipios, y supongo que desde esta perspectiva se puede trabajar más en un ámbito supramunicipal
Sí pero sin olvidar que ahora se ha puesto en marcha otra herramienta, el Consejo de Gobiernos Locales, donde estoy seguro que nos pondremos de acuerdo en muchos aspectos ...

¿Piensa que podrá ayudar a los municipios el Consejo de Gobiernos Locales?
Mire, de entrada es un órgano que tendrá una relevancia estatutaria, con todo lo que conlleva a nivel legal. Será un mecanismo de defensa por parte de los ayuntamientos, que, entre otras cosas, no podrán asumir nuevas responsabilidades si no van acompañadas de unas contraprestaciones. De momento es una herramienta poco dotada de su capacidad pero con el tiempo los alcaldes la necesitaremos para trabajar. Y para reivindicar, también, hablando de los servicios impropios, la financiación local, del marco de competencias que nos toca, etc, etc, etc.

También lo podrán hacer desde la ACM
Sí, claro. Desde aquí podemos contribuir y continuar una línea, puesta en marcha por mi predecesor, Salvador Esteve, como es el de las compras agregadas. La ACM ha sido capaz de sumar muchos socios sólo para comprar la luz, porque fue a las grandes empresas y le hicieron precio. Y esto es extrapolable a otros temas.
 
La unión hace la fuerza
Sí, claro. Si trabajamos juntos, reducimos el gasto. La experiencia nos dice que funciona. Pero debemos tener en cuenta que los pequeños municipios siempre necesitan una ayuda mayor. Por ejemplo, todos los ayuntamientos hemos de tener un plan de riesgos laborales, en la ACM tiene la fundación de riesgos laborales que ha puesto bajo precios para ayudar a los ayuntamientos pequeños a tenerlo y cumplir así la ley.

¿Cómo ve el reto de estar al frente de una entidad como la Asociación Catalana de Municipios teniendo en cuenta su experiencia como Alcalde?
Muy positiva, claro. Es todo un honor, pero también una gran responsabilidad. Y aunque son ámbitos diferentes, porque como Alcalde tienes unos temas y como presidente de la ACM evidentemente, otros, la idea es la misma: la de servir a la ciudadanía.
 
Y como ya presidente de la ACM, ¿piensa que los municipios tienen todavía un largo camino por recorrer?
Siempre habrá pasos por hacer, naturalmente, porque el principio fundamental de cualquier ayuntamiento es de hacer progresar su pueblo y sus vecinos, y siempre habrá que hacer esfuerzos para mejorar esto.
 
¿Qué objetivos se ha marcado?
Mire, de entrada hemos abierto un periodo de reflexión para adaptarnos a la situación que tenemos, y especialmente, ser conscientes de la dificultad que hay en la financiación local. Los municipios, que quede la cosa clara, no queremos más dinero, pero eso sí: ??reclamamos aquellos que nos han de corresponder por los servicios que prestamos y que están estipulados en el Estatuto. Pero claro, también debemos ser conscientes de cómo está el panorama, y pensar que las reclamaciones que hacemos sobre el pacto fiscal serán ciertamente difíciles.

El Sr.. Rajoy ha dicho que esto del pacto fiscal ya hablaremos
Pues entonces puede que nos preguntemos si la voluntad de un pueblo merece que sea tan despreciada. Pienso que nos tendremos que plantear muchas cosas y si hay quien no está cómodo con nuestra presencia sólo hay dos opciones: o se van ellos o nos vamos nosotros. No hay más solución. No pedimos nada del otro mundo, ni tampoco queremos dejar de ser solidarios, ni nosotros, que representamos los ayuntamientos, ni como país, Cataluña. Pero este ejercicio de solidaridad forzado nos acaba pasando una gran factura. Y no sólo eso: otros están incluso mejor, pagando menos. Y eso es injusto. Porque entre otras cosas, encima tenemos mala imagen.
 
¿Han establecido ya relaciones con el otro órgano que agrupa municipios, como es la Federación?
Sí, y son muy fluidas. Nos une una gran relación y un principio común: el de la protección de los municipios. La pluralidad da riqueza y aunque hay diferencias entre unos y otros, lo esencial es el mismo. Tenemos claro que trabajamos por unos objetivos claros.