Presidente de la Diputación de Barcelona

Salvador Esteve

"Hay que redefinir la Administración”

“Nuestra tarea como Diputación debe ser un ejercicio de transparencia, de austeridad, de ir reduciendo la participación del ente y la unión de varios organismos y dedicar el máximo de recursos posibles a los ayuntamientos”.

Martes, 08 de Noviembre de 2011
El objetivo de Alcaldes.eu no es sólo difundir la labor que se realiza desde los Ayuntamientos para dar a conocer la política local. También quiere poner en relieve el trabajo que se hace desde otras administraciones. Y más si ésta es cuestionada, como ha ocurrido últimamente con las Diputaciones. La de Barcelona fue creada en 1836, como consecuencia de la organización de España en provincias y su función es prestar servicios directos a los ciudadanos, dando apoyo técnico, económico y tecnológico a los 311 municipios de la provincia de Barcelona. Su ámbito territorial llega al 24% del total de la superficie de Cataluña. Hoy hablamos con su presidente.

"Somos un país pequeño, de poco territorio y poca agua y siempre que hablamos de estos dos factores, acabamos tirándonos los trastos a la cabeza, y eso no puede ser. Hay que dialogar, consensuar y hacerlo desde la vertiente política, pero también territorial".

"Nuestra tarea como Diputación debe ser un ejercicio de transparencia, de austeridad, de ir reduciendo la participación del ente y la unión de varios organismos, y dedicar el máximo de recursos posibles a los ayuntamientos".

"Se ha sobredimensionado todo el tema de los recortes. La gente continúa yendo a la Sanidad y bien que es atendida. Así que lo que ha hecho ha sido reducir todos unos servicios que no se podían pagar pero sin dañar la calidad de vida”.
 

Tras presidir cuatro años la ACM ¿cuáles son sus primeras impresiones al frente de la Diputación de Barcelona?
Bueno, la primera impresión es que se trata de una organización muy compleja, muy grande. Porque aparte de la propia Diputación, hay muchas entidades y consorcios relacionados, unos quince y ello sin contar la participación en cerca de 150 organismos más. Y todo, sin olvidar la tarea esencial de ayudar a los ayuntamientos pequeños y medianos. Sí, lo cierto es que todo es muy grande y poco a poco vamos entrando.

Pero vaya, lo vemos animado
Sí, claro. Con ilusión, muchas ganas pero mucho respeto, también.

Últimamente ha habido un tema de sobresueldos que todavía ha dañado más la imagen que el ciudadano tiene en general de la administración
Sí, es cierto. Yo le puedo decir que el tema está moviéndose. Ahora está en pleno, se está investigando. Hay que pedir dictámenes a la administración jurídica y asesora y hacer los trámites pertinentes. Pero todo lleva tiempo.

Y por si fuera poco, el sr. Pérez Rubalcaba apunta a simplificar la administración. Y si eso significa eliminar las diputaciones, pues adelante.
Es que yo también estaría de acuerdo en que hay que redimensionar las administraciones. Pero, puestos a hacer comenzaría por la del Estado. ¿Por qué tiene que haber un Ministerio de Cultura si las competencias están transferidas a las Comunidades Autónomas, por ejemplo? Pienso que hay que hacer una reflexión sobre el tema, pero que sea seria, no que esté condicionada por unas elecciones, porque entre otras cosas, cuando gobernaban ellos aquí, no pensaban precisamente eso.

Imaginemos que no estamos en campaña. ¿Cómo haría esta reflexión?
Mire, creo que hay que repensar la administración, sea la central, la de las Comunidades Autónomas, las Diputaciones, los Consejos Comarcales y los propios ayuntamientos. Aquí en Cataluña, que la organización territorial catalana son las veguerías.

¿Piensa realmente qué necesitan?
Mire, lo dice el Estatuto. Y si las tenemos que hacer, hay que saber cuántas, qué territorio debe tener, donde deben estar. Y todo ello requiere mucha calma y tranquilidad. Somos un país pequeño, de poco territorio y poca agua y siempre que hablamos de estos dos factores, acabamos tirándonos los trastos a la cabeza, y eso no puede ser. Hay que dialogar, consensuar y hacerlo desde la vertiente política, pero también territorial. No hace mucho que ciudades gobernadas por el mismo grupo político se tiraban los trastos a la cabeza, y eso es del todo inadmisible. Así que creo que desde mi lugar estoy dispuesto a participar en este diálogo.

Pero no me negará que ideas como ésta de las veguerías hacen que salgan argumentos a favor de la recentralización del Estado a partir del momento en que los entes locales y autonómicos acumulan grandes déficits.
En cuanto a los entes locales creo que es totalmente injusto. Estamos hablando del 5% de endeudamiento global y, además, si sacamos tres grandes capitales como Madrid, Valencia y Sevilla, se queda en el 3%. Así que culpar a los entes locales del déficit me parece injusto.

Según quien habla saldrán unos datos u otros
Los entes locales nos podemos endeudar para hacer infraestructura pero por ley no podemos tener déficit. Por lo tanto, cuando se habla de endeudamiento el problema no son los entes locales sino la administración del Estado. Entre otras cosas porque si alguien está tomando unas medidas severas es el Gobierno de la Generalidad.

Pero quizá sí que se pueden aplicar algunas medidas de simplificación para reducir trámites y que la normativa sea más comprensible
Precisamente un estudio reciente de la Diputación de Barcelona, antes de mi presidencia, apuntaba que el 26% de los recursos de los ayuntamientos se dedican a cuestiones impropias, es decir, que por ley no les tocaría hacer. Y en este sentido, la Ley Ómnibus favorecerá esta agilidad administrativa pero creo que debemos ir mucho más allá y debemos reconocer que hemos sido legislando como si fuéramos un país rico.

Y ahora nos hemos dado cuenta de que no lo éramos
Y por tanto, nos tenemos que poner al nivel que nos toque y no podemos hacer leyes fantásticas pero que el cumplimiento de las cuales, sin recursos, lo tengan que llevar a cabo los ayuntamientos. Ya desde mi responsabilidad anterior, como Presidente de la ACM, reclamé al gobierno una revisión de toda una serie de leyes que no corresponden al grado de riqueza que tiene el país. Y se revisarán a la fuerza.

El otro día un economista decía que los políticos deben tener muy claro cómo gestionar sus propios recursos. ¿Cómo se piensa llevar esto desde la Diputación?
Lo de la gestión no debe ser sólo por los políticos, también por otros colectivos que ahora tienen mucho que decir, como los banqueros, por ejemplo. Nosotros entendemos que la Diputación es un ente supramunicipal, que se debe básicamente a ayudar a los ayuntamientos, medios y pequeños.

Y ¿por qué no los grandes?
Mire, porque los grandes quizás están tan mal como los pequeños pero tienen más posibilidades de salir adelante. Lo que es evidente es que unos y otros necesitan más que nunca el apoyo de un ente como es la Diputación. Por tanto, nuestra tarea, debe ser un ejercicio de transparencia, de austeridad, de ir reduciendo la participación de la Diputación y la unión de varios organismos, y dedicar el máximo de recursos posibles a los ayuntamientos. Aquí es hacia donde intentamos ir.

Y ¿cuándo se concretará todo esto?
El presupuesto que estamos preparando para el próximo año será más pequeño que el del anterior y aún más que el otro. Y esperamos que en un año habremos podido hacer este redimensionamiento que queremos hacer de la Diputación.

En muchos presupuestos del año que viene de muchos ayuntamientos también se verá esta contención
Sí, es más yo diría que a nivel de ayuntamientos se está haciendo un gran ejercicio para reubicarse, que se verá en estos presupuestos. Y es que todos los alcaldes con los que he hablado saben que tienen que hacer muchas cosas y que también posiblemente tomarán medidas impopulares que los ciudadanos deberían entender.

Y desde la Diputación ¿qué se puede hacer para ayudar a aquellos ayuntamientos que se encuentran con problemas?
Estamos apoyando para hacer planes de viabilidad y financieros y cada vez nos piden más. Sólo un ejemplo: Ha habido seis alcaldes que tienen una mancomunidad de servicios y deben liquidar para que los lleva a un déficit que no pueden soportar, así que lo que hacemos es asesorarlos para resolver bien este tema.

¿Y los equipamientos municipales que están en poco uso o están sobredimensionado? ¿Hay alguna posibilidad de establecer algún tipo de red que permita la interutilitzación los unos con los otros?
Creo que esto tendrá que acabar haciendo, pero dependerá básicamente de la disponibilidad y disposición de cada ayuntamiento. Costará, porque hay mucho celo en "lo mío y en lo que es tuyo", pero tendrá que ir por ahí porque se han cometido excesos.

Es lo que decíamos: hemos vivido por encima de nuestras posibilidades
Sí, y si hay que reprochar algo es que, los alcaldes pero también desde otros estamentos, han "malcriado" a los ciudadanos diciéndoles que se podía tener todo y al mismo tiempo, cuando realmente no podía ser. Y esto ha pasado a todos los niveles: comprando pisos, yendo de vacaciones lejos...

Ahora que apunta esto de los recortes: en el último desayuno Alcaldes.eu, se dijo que la gente lo entiende. Pero las encuestas no parecen apoyar esto
Siempre hay minorías, claro, pero yo diría que a nivel general, la gente lo entiende. Es el mismo que tiene que hacer todos en su casa. Ya se sabe que todo no se puede hacer, así que también se entiende a nivel municipal, donde pasa lo mismo. También es cierto que se ha sobredimensionado de cuando hablamos de recortes. La gente continúa yendo a la Sanidad y bien que es atendida. Así que lo que ha hecho ha sido reducir todos unos servicios que no se podían pagar pero sin dañar la calidad de vida.

Con el nuevo Consejo de Gobiernos Locales recién constituido ¿qué papel tendrán las Diputaciones?
Creo que en esto se ha hecho un ejercicio de realismo, en el sentido de que en su momento, tanto desde la Federación como de la Asociación ya vimos que no era necesario hacer otro órgano administrativo. Así que este Consejo funcionará a través de estas dos entidades, que aportarán los medios materiales. Y el Consejo será más bien representativo, no ejecutivo, ni ningún nuevo organismo, porque con los tiempos que corren, no se entendería.

Acabamos: hace pocos días salía una encuesta de la que se hicieron eco muchos medios por la cual el 45% de los catalanes está apostando directamente por la independencia. ¿Qué reflexión hace de esto?
Personalmente creo que este sentimiento hacia la independencia viene básicamente producido por desencuentros que ha habido entre Cataluña y el Estado español en los últimos años. Pienso que tanto el PSOE como el PP han demostrado que no tienen demasiado interés por todo lo que sentimos y amamos los catalanes y sobre todo por el tema económico y, por tanto, pienso que todo se debe a estas circunstancias, que han ido provocando que la gente crea que sólo iríamos mejor.
 

Salvador Esteve
Salvador Esteve
Presidente de la Diputación de Barcelona