Alcalde de Sant Vicenç dels Horts i president d’ERC

Oriol Junqueras

"A España ya le está bien mantener a Cataluña en una posición de debilidad"

Martes, 28 de Febrero de 2012
Sant Vicenç dels Horts es un municipio del Baix Llobregat , situado a la derecha del Llobregat y limitado con Santa Coloma de Cervelló y Torrelles de Llobregat. Sus orígenes se sitúan en los tiempos de los íberos, pero los grandes cambios del municipio se concentran en el siglo XX: por una parte, con un ola de barceloneses acomodados que construyeron sus casas a principios de siglo, y por la otra, en la década de los sesentas, cuando la población pasó de poco más de 5.000 habitantes a 21.000 en sólo treinta años. Hoy, Sant Vicenç dels Horts cuenta con 28.000 vicentinos esparcidos en un radio de 9km2. 
"Las motivaciones para dedicarme a la política son muy íntimas: voluntad de hacer un pueblo mejor, ayudar a los compañeros de toda la vida que trabajan  en política municipal, pero también hay una vocación de servicio al país, claro"

"Aunque tengo dos cargos, pienso que cobrar de una sola representación institucional es suficiente, por el ejemplo que supone de austeridad y compromiso con la ciudadanía"

"Al Estado español y a sus clases privilegiadas les está muy bien mantener a los ciudadanos de Cataluña en una posición de debilidad política, económica y social. Y seguramente, todo se combina con situaciones de prejuicios que vienen de muy lejos"
¿Qué motivaciones tiene una persona como usted, historiador, doctor en historia, Diputado del Parlamento europeo y recientemente presidente de ERC, para ser alcalde?
Son motivaciones de carácter muy íntimo: la voluntad de hacer un pueblo mejor, de ayudar a los compañeros de toda la vida que trabajan en política municipal ... También hay una vocación de política de servicio al país, claro. Yo empecé a dedicarme a esto en 1999, mucho antes de ser diputado, y hemos conseguido la alcaldía en 2011. Se ha batallado mucho para llegar hasta aquí: desde la oposición y a veces sin tener ningún concejal.

Pero usted es de Barcelona. ¿Cómo aterrizó en Sant Vicenç?
Nací en Barcelona, efectivamente, pero a los dos años ya me vine para acá. En aquella época, al lado de casa, aún había unos barracones que había hecho el ejército para acoger a los refugiados de las Riadas del 62. Imagínese cómo han cambiado las cosas.
 
Y cuarenta años más tarde, es Alcalde. ¿Cómo se lo toma eso de ser el primer Alcalde de Izquierda de Sant Vicenç?
Bueno, en todo caso, el primero desde el advenimiento de la democracia. Pero en todo caso, es un orgullo, y mi idea es ser útil al país y al pueblo que ha confiado en mí. Todo ello sin olvidar la presión por toda la responsabilidad que conlleva, claro.
 
¿Qué significa eso de hacer "una manera nueva de plantear la alcaldía y el Gobierno del Ayuntamiento" que en su momento dijo?
Se ha de contextualizar en la experiencia del anterior equipo de gobierno y, desde nuestro punto de vista, éste se había caracterizado por una falta de diálogo con la ciudadanía. Nosotros queremos intentar trabajar de forma más cercana, recuperando elementos más democráticos, como dejando entrar a los medios de comunicación a los plenos, por ejemplo. En buena medida simboliza una manera más abierta de encarar la política municipal.

¿Y por qué decidió renunciar al sueldo de alcalde el año pasado y rebajarse el sueldo ahora, en este 2012?
Bien, accedí a la alcaldía en un momento en el que todavía era diputado del Parlamento Europeo, un cargo en el que muchos de mis colegas también son alcaldes. Creía que cobrar de una sola representación institucional era suficiente, con el ejemplo que supone de austeridad y compromiso con la ciudadanía. Y ahora, pues cumplo lo que también me comprometí: a cobrar la mitad del sueldo de un concejal cualquiera una vez dejara el Parlamento. Pienso que hay que ser fiel a los principios republicanos de igualdad, fraternidad, poder compartido ...

Ha tenido diversos cargos y en algunos, poco tiempo. ¿Qué piensa de la limitación de mandatos?
Es un tema delicado. Por un lado, la limitación del cargo favorece los procesos de renovación, evita que determinadas figuras queden ancladas en un pasado, por lo que favorece la democracia. Al mismo tiempo, también es verdad que si algún representante institucional es capaz de ganarse la confianza de sus conciudadanos más de tres veces seguidas, quizás es una pena que haya de irse.

Y palabras como "participación, diálogo, transparencia, rigor y austeridad", ¿qué significado les atribuye?
Son palabras muy ambiciosas. El rigor es una palabra de muy mal definir, tanto en política como en ciencia. Es la voluntad de hacer las cosas lo mejor posible. La austeridad es intentar no malgastar y requiere un compromiso constante. En cuanto a la participación, también expresa una voluntad de intentar que todo el mundo se pueda sentir protagonista del presente y del futuro del municipio. Un caminar siempre hacia un objetivo, y cuando se llega, no se puede dejar de caminar.

Pasamos más a la práctica. ¿Qué se puede hacer para levantar la economía y generar trabajo desde el ámbito municipal?
Desgraciadamente, desde el ámbito municipal se pueden hacer muy pocas cosas. Los instrumentos que tenemos son muy escasos: El Estado español controla el 70% de los recursos fiscales y sólo asume el 30% de las competencias. En cambio, las administraciones subestatales, Generalitat y ayuntamientos, asumimos el 70% de las competencias y sólo tenemos control directo sobre el gasto del 30% del presupuesto global-público. Ya ve cómo está el tema.

Hay, pues, pocos recursos y muchas responsabilidades
Pero lo seguimos intentando: cuando hacemos la concesión de una obra, buscamos que los autónomos tengan la posibilidad de participar en el concurso, que se agrupen para tener mejores condiciones y repartan el trabajo, por ejemplo. También se intentan simplificar los trámites administrativos. O intentamos, a través de la definición de los ejes comerciantes del municipio, un plan de usos de los comercios para evitar que haya demasiados comerciantes compitiendo por un solo espacio de mercado.
 
¿Y algún ejemplo de fomentar la relación universidad-empresa?
Bien, tenemos algún ejemplo de colaboración, que hacen referencia al ámbito de la enseñanza: centros de educación secundaria y tres institutos, que colaboran en un programa de la UPC para la captación de jóvenes talentos en el ámbito de las ingenierías técnicas. Y también en el ámbito de las nuevas tecnologías, del smart city que se conoce, del uso de tecnología móvil para el control del alumbrado público, o de otros gastos. También nos planteamos proyectos, que por su complejidad no sabemos si seremos capaces, como en el ámbito del mantenimiento del espacio medioambiental.
 
Aquí es donde entra el tema de los residuos, por ejemplo
Pues sí. Como ya se sabe, defendemos la necesidad de mancomunar servicios municipales y, por tanto, la tendencia debería ser que los contratos del uso de los residuos pudiera hacerse en varios municipios a la vez. De este modo, se reducirían costes, se facilitaría la sustitución de camiones o contenedores que estuvieran en mal estado ya que habría una flota más amplia, lo que permitirá una programación muy ajustada de la recogida selectiva.
 
Otro de los temas que habrá preocupado al municipio debe ser el de la inmigración. ¿Qué programas tienen de adaptación a los recién llegados?
Bueno, este es un municipio que históricamente ha tenido muchas dificultades económicas y sociales, y ha sido también tradicionalmente un lugar donde el precio del suelo ha sido bajo en relación con otros territorios de la comarca. Esto ha determinado que haya llegado gente con una renta per cápita muy baja, pero también niveles de formación muy bajos, e inmigración también con pocos recursos.
 
El reto, pues, habrá sido considerable
Sí, todo esto supone un esfuerzo, y lo que intentamos es garantizar la igualdad de oportunidades. Al mismo tiempo, se ha procurado que el municipio sea muy atractivo para emprendedores con vocación de ayudar, con centros cívicos o asociaciones que se esfuerzan por hacer posible el proceso de integración. Pero al mismo tiempo, este proceso también se ha hecho desde el ámbito de la enseñanza, a través de las aulas de acogida, con proyectos que permiten a los estudiantes de secundaria hacer prácticas en empresas del pueblo ... esto contribuye a adaptar a los recién llegados en un tejido urbano y cívico fundamental para que el municipio tenga futuro.
 
¿Tiene que ver esta inmigración con alguna de las ciudades hermanadas?
¿Banes en Cuba y Garlitos, en Badajoz? Sí, claro. Sobre todo esta última, al que la inmensa mayoría de sus habitantes llegaron todos juntos en Sant Vicenç dels Horts. En el caso de Banes, es porque la Diputación de Barcelona tiene convenio con la provincia de Holguín, que es la segunda de Cuba, y donde se encuentra Banes. A través de este proceso, hay toda una serie de experiencias compartidas, maestros holguineros, de música o atletismo, que han venido a nuestro municipio a hacer prácticas en nuestras escuelas, por ejemplo.

Vamos un poco más allá del término municipal. ¿Qué piensa del Consejo de Gobiernos Locales?
Soy de los que piensa que hay que avanzar hacia la simplificación de los niveles administrativos. Como Alcalde, sería partidario de fundir los Consejos Comarcales y las Diputaciones en un único ente, que al mismo tiempo debería ser el de la descentralización de la Generalitat sobre el territorio. Lo que haría falta hacer es tender a acercar a los ayuntamientos a las veguerías, haciendo desaparecer entonces las Diputaciones. De esta manera, dos niveles y medio de administración diferentes, como son el Consejo Comarcal, la Diputación y la descentralización de la Generalitat, quedarían fusionados en uno solo. Sería más práctico y tendría más sentido.
 
Ya que lo tenemos aquí, también le hemos de preguntar por el partido que preside, Izquierda. ¿Cómo vive estos primeros meses de presidencia y especialmente tras la bajada de resultados de las últimas convocatorias electorales?
Bueno, no tengo el dato preciso, pero lo que sí sé es que ERC mantiene casi 150 alcaldías en nuestro país, más de 100 con mayoría absoluta y que por tanto, seguimos siendo la tercera fuerza municipalista más importante de Cataluña. En las grandes ciudades es cierto que los resultados han sido poco afortunados para nosotros pero nuestra presencia territorial sigue siendo muy notable. Lo importante es qué podemos hacer para mejorar los resultados y que la experiencia de Sant Vicenç dels Horts, Juntos por San Vicente, es una lista que va mucho más allá de ERC, sea un buen ejemplo.
 
Como presidente de ERC, ¿cómo ve las relaciones con el resto del Estado?
Mire, como se sabe, los catalanes aportamos una cantidad de esfuerzo fiscal de impuestos brutal que los gobiernos españoles no tienen ninguna intención de repercutir. Utilizan ese dinero para mantener políticas sumputàries de irresponsables, como pagar trenes de alta velocidad donde no viaja nadie, inaugurando aeropuertos donde no aterriza ningún avión, y malgastando en un ejército ineficiente e inútil. Por lo tanto, en el Estado español y a sus clases privilegiadas les está muy bien mantener a los ciudadanos de Cataluña en una posición de debilidad política, económica y social. Y seguramente, que todo se combina con situaciones de prejuicios que vienen de muy lejos. Incluso, personas que han hecho mucho para sentirse queridas, como Carme Chacón, la rechazan por mucho que ella se esfuerce en disimular que es catalana. Lo mismo le pasó a José Borrell y a tantos y tantos políticos catalanes.