Alcalde de Sant Bartomeu del Grau

Emili Benito Sayol

"Los municipios pequeños se han de mancomunar"

Viernes, 18 de Mayo de 2012
Pocos pueblos han pasado por Alcaldes.eu que sean tan pequeños como el que hoy nos ocupa: Sant Bartomeu del Grau. Municipio de la comarca de Osona, no llega a 1000 habitantes, que están distribuidos generosamente en más de 30 km2. Como tantos pueblos y ciudades, el núcleo gira en torno a una Iglesia que está documentada desde el 961, si bien el pueblo actual se formó en el siglo XVII, rodeando un hostal. Inicialmente estaba bajo la jurisdicción del castillo de Gurb, y en 1840 incorporó el antiguo municipio de Sant Jaume d'Alboquers. La creación de un tejido empresarial de la empresa Puigneró hizo aumentar la población en los años sesenta, que hasta entonces se había mantenido, durante décadas, en medio millar de habitantes.
"Pienso que es necesario que los municipios se mancomunen, sobre todo los pequeños. Va bien poder compartir cosas con los vecinos, como por ejemplo el tema de basura, que de hecho nos resultan caras. También temas relacionados con el agua, o temas técnicos"
 
"No estoy demasiado seguro de la independencia: si desde aquí nos pudiéramos gestionar nuestros recursos, el dinero, las cosas serían muy diferentes. Además, dicen que Cataluña sería el séptimo país con capacidad económica de Europa"
Usted también es un buen ejemplo de alguien que tenía otras ocupaciones hasta que decidió dedicarse a la política ...
Sí, efectivamente. Soy Alcalde de Sant Bartomeu desde las últimas elecciones, pero también licenciado en filología catalana, y trabajo en el Instituto de Taradell, donde doy clase en la ESO y el bachillerato.
 
¿Y qué motivaciones tiene una persona como usted para querer dedicarse a la política?
Pues el hecho de estar en un pueblo que es el tuyo. Yo he sido siempre de aquí, bueno, yo y mi familia, y de muchas generaciones, además, presentarme era algo que siempre me había tensado. Pero lo tenía complicado por temas de trabajo, así que pensé que cuando tuviera las oposiciones, y fuera funcionario, estando estabilizado laboralmente, entonces me lo plantearía. De hecho mi hermana había sido alcaldesa y concejala, ella iba por Convergencia. Y mi abuelo también había sido Alcalde. Y cuando se dio la ocasión, lo hice para ERC.
 
¿Y a qué atribuye el hecho de que haya ganado hace un año?
Bueno, yo diría que la gente a veces, quiere cambios, y los cambios siempre son positivos para todos. También supongo que el antiguo alcalde que había era desde hacía ya ocho años y había sido cuatro años concejal, y quizás ya tocaba un relevo. Él en principio era Independiente, pero en las últimas elecciones se había presentado para Convergencia. La lista de la que formo parte, la gente era prácticamente del pueblo de toda la vida, nos conocen desde siempre.
 
¿Y todo el equipo de gobierno trabaja por aquí?
Bueno, hay un chico que está en una empresa de Vic, y el teniente de alcalde, que es agricultor ganadero, vive aquí en el pueblo, en una casa de payés. Y después están los de la oposición, convergentes, que pactarán con nosotros. Nosotros de entrada teníamos pensado ofrecerles que entraran, pero primero nos teníamos que situar.
 
¿Sóis entonces sólo dos partidos?
Sí, nosotros, que somos de Izquierda, y los de Convergencia, que antiguamente eran los Independientes. Pero ya se sabe que los pueblos, más que a los partidos, se vota a las personas.
 
Bien, ¿y cuáles son los temas que preocupan más a la gente del pueblo?
El tema principal es activar la economía, que ha quedado un poco parado. Aquí detrás tenemos un polígono industrial que pueden convertir en viviendas y nos gustaría reactivarlo, aunque está en manos de un propietario. Y esperamos poder hacer una comunidad a partir de los empresarios del pueblo, para que compren estas parcelas y sea más fácil vender.
 
Ahora estamos en un momento complicado en cuanto a compra-venta de pisos
Cierto. Otro punto interesante es el centro del pueblo, es decir, arreglar la calle Vell. Ya lo hacemos teniendo en cuenta la Ley de barrios, aunque hoy por hoy, está todo muy parado. Pero sobre todo, esperamos recibir un dinero, cerca de 400.000 € uros, que nos permitirá llevarlo adelante. Por otra parte, cuando hemos entrado en el Ayuntamiento, las arcas estaban bien y no hemos tenido que sanear nada.
 
Quizás la prioridad también pasa por facilitar la creación de empresas para la zona. ¿Qué proyectos tienen?
La idea es dialogar con gente que tenga posibilidades para instalarse por aquí. Nosotros pensamos en carpinteros, mecánicos, artesanos ... gente que pueda tener un pequeño taller. Sería una forma de reactivar un poco la economía, e incluso gente que pudiera venir de fuera.
 
Y fomentar la relación Universidad-Empresa con la gente del pueblo, ¿cómo se ve?
Bueno, aquí en el pueblo, gente que ha estudiado y que tenga una formación universitaria hay mucha. Por ser un pueblo de estas dimensiones la gente está bien formada: hay químicos, médicos, arquitectos. Además, el hecho de que sea un pueblo bien comunicado, ha facilitado una movilidad que ha ido muy bien para que la gente se forme.
 
Una buena manera para fomentar también la participación con la gente del pueblo, ¿no?
Bueno, en este pueblo hay mucha tradición de entidades. La gente participa mucho, y eso se ve en las fiestas mayores. La gente siempre ha tenido tendencia a participar. Es un pueblo pequeño, por lo que la gente viene y participa.
 
Pues si la gente participa, contribuye al enriquecimiento del pueblo
Sí, somos conscientes. En este pueblo nos conocemos todos y con el plan de barrios, por ejemplo, ha habido mucha participación ciudadana. Sin embargo, aquí de comercio hay poco, pero como estamos cerca de Vic, la gente va a comprar allí.
 
La actividad industrial, pues, ¿en qué se centra?
Bueno, hay el campesinado, que es un sector que estaba un poco marginado porque con la industria no se notaba tanto. También hay una empresa que se dedica a hacer productos farmacéuticos que se llama 'Botiquín'; el 'Dúctil Benito' que se dedica al mobiliario urbano, y cuatro carpinteros y comercios de toda la vida.
 
También tenían una empresa que se hizo muy famosa: el caso Puigneró
Yo supongo que estaba cantado desde hacía tiempo que la fábrica cerraría porque el textil estaba en crisis. Pero como era una empresa importante del Estado español, pues fueron aguantando hasta que se vio que ya no tenía sentido. Como se sabe, hubo juicios de por medio por un delito ecológico. Él, el empresario, había nacido aquí, era de una familia pobre, y comenzó al lado de su casa, que era un corral. Fue creciendo hasta los años 80, en que la cosa empezó a descender. Hace un par de años se derribó.
 
Había previsto hacer un nuevo centro urbano y equipamientos públicos, también
Ahora hay otras prioridades. De momento, lo que tenemos previsto es hacer la calle Vell, como le decía. Tenemos unas partidas de dinero para arreglar una nave que hay en esta plaza que es propiedad municipal. Y a ver qué hacemos. Con la crisis, no podemos enredarnos con demasiados proyectos.
 
¿Qué tal el tema de la inmigración?
Ha bajado bastante desde que cerró la fábrica. Un 6 o un 7%, no es mucho. Habíamos estado mucho más arriba. Pero vaya, nunca ha habido problemas en este sentido: ha habido buena comunicación y los que vienen se integran bien, incluso con el aprendizaje del catalán. Los magrebíes por ejemplo, están acostumbrados a hablar varios idiomas.
 
Si no hay actividad, sin embargo, los jóvenes deben marchar
Bueno, si y no. Aquí si quieres vivir en el pueblo, o tienes que hacerte una casa, que es caro, o alquilas un piso, porque por ejemplo, comprar es más fácil en Vic. Uno de los principales motivos por los que la gente se queda aquí es porque todo está bien comunicado.
 
¿Básicamente carreteras?
Sí, la gente se mueve con el coche privado o con el autobús, con los Autocares Rovira. Hay partidas de la Generalitat y la Diputación, porque es un servicio deficitario, y cada vez la gente lo utiliza menos, porque todo el mundo tiene coche propio hace años.
 
Y usted, que es Alcalde de un pequeño municpio. ¿Cree que el ciudadano entiende los recortes?
Yo pienso que sí. Además en este pueblo el tema de la industria también nos ha tocado, aunque por la proximidad a Vic pues quizá la gente ha tenido más fácil encontrar trabajo que no por ejemplo en otros lugares más interiores del Lluçanès. Sí, la gente lo entiende: además, ahora mismo tenemos cuatro planes de empleo. Los que no tienen subsidio o están en paro y eso, los cogemos.
 
¿Qué piensa del trabajo de los Consejos Comarcales y las Diputaciones? ¿Son necesarias?
Hombre, por ejemplo aquí está el Consorcio del Lluçanès que pienso que sí es necesario porque los municipios nos hemos de mancomunar, sobre todo los pequeños. Va bien poder mancomunar cosas con los vecinos, como por ejemplo el tema de basura, que de hecho nos resultan caras. También temas relacionados con el agua, o temas técnicos. Tenemos que pensar que nosotros no llegamos a mil habitantes, y que por tanto, el Consejo Comarcal nos queda como algo más alejado, y la Diputación son los que tienen el dinero. Con lo que no estoy de acuerdo es con el tema de las veguerías.
 
Vosotros pertenecéis a la Asociación de Municipios por la Independencia. ¿Cómo trabajáis desde el ámbito municipal?
No hemos hecho casi nada, las cosas como sean. El otro día votamos y lo aprobamos en un pleno, y si tenemos que hacer algo ya lo haremos, pero de momento no hemos pensado en ninguna línea a seguir. También es cierto que nos dejamos arrastrar un poco por el Consorcio, por lo que dicen los municipios vecinos ... Y Vic, que es el centro de referencia y promotor. Y es esto, nosotros somos un municipio que nos gustaría pertenecer a un estado que fuera el catalán.
 
¿Lo ve posible?
No lo sé. Pienso que sería la vía adecuada, tampoco me quiero equivocar. Además hay que tener en cuenta esta crisis: si desde aquí nos pudiéramos gestionar nuestros recursos, el dinero, las cosas serían muy diferentes. Además, dicen que Cataluña sería el séptimo país con capacidad económica de Europa, pero no lo sé, la verdad.
 
Ha pasado un año desde su elección como alcalde. ¿Cómo ve la limitación de mandatos?
Aunque sólo llevo un año, creo que una legislatura es poca para hacer todo lo que tienes pensado, aunque también entiendo que es un trabajo que quema y más si eres nuevo. Pienso que lo ideal son ocho.