Manuel Reyes

"Cataluña no puede ir por un camino y el resto de España por otro"

Miércoles, 29 de Agosto de 2012
Hasta hace relativamente pocos años, Castelldefels no tuvo una estructura urbana sino que era una serie de masías dispersas. Pero con el desarrollo económico de Barcelona muy entrados los cincuenta (una vez más, la influencia de la capital!) hizo que se convirtiera en un lugar de veraneo, hasta el punto de que en 1957 habían más de 40 urbanizaciones en construcción. Hoy, esta población del Bajo Llobregat de poco más de 63,000 habitantes esparcidos por 13km2 continúa siendo un conjunto de urbanizaciones con gran proyección turística. Hoy, quieren explorar aún más su potencial. Hablamos con su alcalde.
"Nuestra política más municipal pertenece a partidos políticos grandes, y muchas veces nos recriminan cosas que no son de nuestra competencia. Nosotros estamos en la primera línea ciudadana y es el lugar donde va a parar el ciudadano cuando tiene un problema"
 
"Se habla de las finanzas autonómicas, pero también hay que hablar de las locales"
 
"Hemos incrementado la partida del área social en un 17%, y en educación un 8%, así que tenemos muy claro que debemos apostar por unos servicios sociales que estén al lado de los ciudadanos y que pueda ayudarles en este tiempos de dificultades económicas "
 
"Cualquier ley que se haga, tanto a nivel estatal como autonómico, debe ser conocedora de la situación que tenemos los Ayuntamientos. Especialmente en cuanto al tema de las competencias y las duplicidades"
 
"Cataluña se vende bien en España. Como catalán, cuando salgo y voy al resto del país a mí todos me trata muy bien, y no tengo ningún problema. Así que pienso que Catalunya es muy querida"
Ha asumido una Alcaldía que durante 23 años ostentó Agustín Marina, y 11 años más Antonio Padilla. ¿Qué piensa de la limitación de mandatos?
Creo que es positivo el hecho de centrarte durante un tiempo en un proyecto determinado como puede ser algo del Ayuntamiento, o la institución que sea. Si han de ser más o menos mandatos, eso ya es relativo, ya que la política es como cualquier otra carrera. Ahora, pienso que el mejor rendimiento se da durante un tiempo y que luego hay que buscar otras salidas.
 
Se ha encontrado un Ayuntamiento donde ha habido 32 años de hegemonía socialista. Y ahora han llegado ustedes, los populares.
Y en un momento nada fácil, como sabe todo el mundo. Pienso que no hemos sabido aprovechar una ciudad turítisca, comercial, gastronómica, que durante muchos años ha dado la espalda a su principal activo, como es la playa. Hemos crecido mucho, sí, y hemos llegado al techo poblacional, pero hay pocos recursos. Y los pocos que hemos tenido los hemos derrochado en proyectos que quizás no eran necesarios: el Teatro Plaza, donde nos hemos gastado 9 millones de euros, un cine que se ha transformado en teatro y que dentro de años será privado.
 
¿No se han aprovechado los recursos, entonces?
Entre otras cosas, porque, como otras poblaciones, se hicieron estos proyectos sin pensar en su futuro mantenimiento, y es evidente que nos hemos enganchado los dedos. Si pensamos además que los impuestos aquí siempre han sido altos, con un IBI que se ha congelado por primera vez este año y que no hay margen de maniobra, es evidente que la situación es complicada.
 
Y sin embargo, piensa que puede gobernar con el 26,59% de los votos?
Yo creo que sí. En nuestro caso supuso una cifra muy importante porque era la primera vez que el Partido Popular era la primera fuerza en las elecciones municipales. Durante tres meses gobernamos en minoría con otro partido, la Asociación de Vecinos y Vecinas de Castelldefels, que es un partido independiente, y los tres meses de Gobierno también se añadió Convergència i Unió. Así que ahora, con esta coalición, pienso que hemos conseguido una cierta estabilidad, pero también la fuerza necesaria para poder sacar adelante el proyecto que compartimos y poder dar soluciones a los problemas de nuestros vecinos. Que no son pocos, claro.
 
Empezando por los económicos
Mire, el primer día en que me senté con el interventor me dijo que el periodo medio de pago de facturas que hasta entonces había sido de 50 días, tenía que pasar a 90. Con esto ya le explico todo. Sin contar que, aparte del grave problema del pago de las facturas con lo que supone para las empresas que trabajan para el Ayuntamiento, ya nos hemos comido la partida presupuestaria que teníamos para todo el año.
 
¿Y el plan de Rajoy para ayudar a los Ayuntamientos?
Sí, afortunadamente esto nos puede ayudar. Hemos hecho un Plan de Ajuste de 6,2 millones de euros que han ido directamente a pagar facures: más de 1.200 a casi 300 proveedores. Esto ha sido una medida muy buena, que ha tenido un calado importante en la sociedad y que ha dado liquidez a muchas empresas que trabajan para nosotros.
 
A pesar de la situación, pues, ve esperanza
Sí, pero no es tan sencillo. Aparte de la delicada economía municipal, hay que tener en cuenta que nuestra política más municipal, pertenece a partidos políticos grandes y muchas veces nos recriminan cosas que no son de nuestra competencia. Nosotros estamos en la primera línea ciudadana y es el lugar donde va a parar el ciudadano cuando tiene un problema.
 
Sí, la gente no suele tener a Mariano Rajoy para plantearle sus problemas
En efecto, y en un país con más de cinco millones de parados, el trabajo preocupa mucho, y nosotros canalizamos las preocupaciones y las angustias de familias que se nos acercan para pedirnos trabajo. Por eso la política local está en primera línea y por eso los alcaldes somos los que lo sufrimos más, eso. Ahora, también hay que decir que creo que la gente está bastante contenta de la gestión que estamos haciendo a nivel municipal: están viendo las medidas que estamos tomando para mejorar nuestros servicios, bajar los impuestos, y dar un poco de coherencia a la ciudad.
 
¿Y puede hacer algo más el Ayuntamiento para ayudar al ciudadano que tiene problemas?
Hemos incrementado la partida del área social en un 17%, y en educación un 8%. Así que tenemos muy claro que debemos apostar por unos servicios sociales que estén al lado de los ciudadanos y que pueda ayudarles en este tiempo de dificultades económicas. Aquí hay 4.500 parados, de los que más de la mitad, 2.500 no tienen ningún tipo de prestación, así que hacemos lo posible para que la gente pueda moverse e intentar encontrar salidas. En la revista municipal ponemos las ofertas de trabajo e incentivamos para proporcionar herramientas a los ciudadanos que quieren salir de esta situación. 
 
¿Y cómo se implica el ciudadano en las entidades municipales?
Aunque el ciudadano tiene claro que el concepto de gratuidad no existe, se da cuenta que hay actividades donde colaboran asociaciones que lo hacen gratis. Por ejemplo, esto que hemos hecho en verano, las "Noches de Verano en las Palmeras", han colaborado entidades del municipio que no dejan de crear sinergias para que la gente salga de casa, haya calor y se viva la ciudad. Y creo que esto es muy positivo, porque se da una imagen de ciudad importante, donde la gente se relaciona y ve que hay iniciativas, y la crisis, aunque bien palpable, se viva desde otra perspectiva.
 
¿Y qué medidas se toman desde el Ayuntamiento para afrontarla?
Sobre todo juicio y coherencia en todo lo que se hace. Lo que no se puede es seguir igual después de treinta años y con la situación que nos hemos encontrado. Creo que hemos aportado frescura y que se hayan replanteado muchas cosas que hasta ahora parecían intocables. Y no hay que ir demasiado lejos: en la Fiesta Mayor, por ejemplo, hemos reducido mucho gasto sin dejar de hacerla, y en la revista municipal, introduciendo unos cambios, nos hemos ahorrado un 40% de lo que costaba. Es sólo ponerse para ver que hay cosas que se podían mejorar.
 
Ahorrar costes pero también potenciar lo que tienen, que no es poco
Sí, nosotros somos una ciudad más turística y más del 80% de los puestos de trabajo de Castelldefels se crean en este sector de servicios. Tenemos casi la mitad de todos los restaurantes de la comarca y eso nos da fuerza para potenciar otros elementos como la playa, por ejemplo, que queremos que sea de las mejores de la zona.
 
¿Cómo lo quieren hacer?
En su día ya fuimos la primera playa en España en tener wi-fi. Ahora hemos puesto en marcha una zona polideportiva para poder practicar deportes y estamos trabajando para ser la primera playa metropolitana que permita la práctica legal del kitesurf. Y no podemos olvidar otros elementos, como el Parque Natural del Garraf, nuestro castillo, la Universidad, el Instituto de Ciencias Fotónicas, o el Canal Olímpico, por ejemplo. Ahora que hemos tenido los Juegos Olímpicos, hemos tenido a jugadores de balonmano o los mismos piragüistas británicos que han venido a entrenar.
 
Y eso sin olvidar que han tenido a gente de otros deportes como el fútbol
Sí, los tres balones de oros del FC Barcelona vivieron en Castelldefels: Ronaldo, Ronaldinho, y ahora Leo Messi. Por lo tanto creo que esta es una ciudad importante y tenemos un abanico de oportunidades importantísimas que debemos aprovechar. Es necesario que seamos conscientes pero que también desde otras instituciones se capte la realidad de los municipios.
 
¿Como la ley de Gobierno Locales en clave catalana?
Cualquier ley que se haga, tanto a nivel estatal como autonómico, debe ser conocedora de la situación que tenemos los Ayuntamientos. Especialmente en cuanto al tema de las competencias y las duplicidades: no puede ser que haya tres o cuatro administraciones haciendo lo mismo porque evidentemente no es eficiente. Cada administración debe saber a qué debe dedicarse pero sobre todo lo más importante: la financiación. Se habla mucho de las finanzas autonómicas, pero tampoco nos hemos de olvidar de las locales, para hacer lo que nos corresponda y dejar otras competencias a otros organismos.
 
¿Encuentra razonable, pues, un Consejo Comarcal del Baix Llobregat?
Creo que los Consejos Comarcales en las comarcas de interior podrían tener razón de ser, pero aquí en el área metropolitana, evidentemente se podrían ahorrar. Los pueblos pequeños o de interior es cierto que tienen otras necesidades, pero para eso está la Diputación.
 
¿Y estaría de acuerdo con la supresión de municipios?
Mantener la identidad de los municipios es importante y a veces nos olvidamos de que los municipios más pequeños hacen un trabajo muy bueno con pocos recursos. Y eso teniendo en cuenta que precisamente sus concejales no cobran nada. Así que intentar eliminar esto, pienso que no tiene ninguna repercusión importante. Lo que sí se debe trabajar es mancomunar servicios, porque eso de que cada municipio quiera convertirse en un mini estado, esto no puede ser. Se debe sentar la cabeza, teniendo en cuenta criterios territoriales y poblacionales a la hora de prestar servicios de manera eficiente. Y las Diputaciones pueden hacer mucho en este sentido.
 
¿Hasta el punto de condicionar al Alcalde?
No, no se trata de mandar, se trata de quién ha de prestar los servicios. Si yo tengo una capacidad de compra muy pequeña y me agrupo con el resto de municipios, la Diputación puede ofrecerme un abanico de precios mucho mejor que si cada uno va por su cuenta. O por ejemplo servicios como puedan ser de limpieza o el mantenimiento de los jardines ... Creo que la idea es encontrar la manera más eficiente de dar el servicio a nuestros ciudadanos con el mejor precio y con la máxima calidad.
 
Usted es un Alcalde del PP. Hay pocos, en Cataluña
Ocho, y me siento muy orgulloso evidentemente de ser del PP, ser catalán pero también español. Creo que tener alcaldes del PP es una situación de normalidad, que no debe extrañar a nadie: amamos nuestra tierra, nuestra gente, nuestra tradición, nuestra cultura y por lo tanto queremos lo mejor para nuestros ciudadanos. Así que siento una gran responsabilidad para demostrar que podemos hacer bien las cosas, mejor de lo que quizá se había hecho antes.
 
El tema de la Asociación de Municipios para la Independencia, pues, no debe comulgar demasiado
Evidentemente, no estoy a favor de la independencia: me siento profundamente tanto catalán como español.
 
Pero admitirá que en los últimos tiempos ha habido mucha tirantez
De acuerdo, pero yo creo que Cataluña se vende bien en España. Que no hay ninguna rotura, y que Cataluña es el motor de la economía española. Y como catalán, cuando salgo y voy al resto del país a mí todos me trata muy bien, no hay ningún problema, hay normalidad y por lo tanto pienso que Cataluña es muy querida. Al final todos somos ciudadanos del mundo, hemos de amar nuestro país, vivimos en un contexto globalizado, cada día es más necesario una Europa más fuerte y estoy convencido de nuestra integración europea porque esto lo necesitamos.
 
Pero hay quien reclama la independencia
Mire, yo creo que Cataluña no puede ir por un camino y el resto de España por otro, o la Unión Europea por otro porque en este mundo globalizado con competencias tan importantes como China, India, Brasil o los Estados Unidos, no tenemos nada que hacer si no vamos de la mano. Esta es la grandeza europea y será también la grandeza de nuestra tierra y de nuestros ciudadanos.