Salvador Esteve Figueras

Industria y comunicación

“Para ser un buen Alcalde, la gente tiene que creer en ti”

Salvador Esteve quiere a su pueblo, de joven ya tenía la perspectiva de cómo querría que fuera su municipio si fuera alcalde, ya que asegura que es la mejor manera de convertir en realidad lo que pensara que se pudiera hacer.

Lunes, 30 de Marzo de 2009
La comarca del Baix Llobregat, justo en la frontera que forman la depresión prelitoral i la valle del río Llobregat, Martorell tiene una superficie de casi 13km2, y una población que se acerca a 27.000 habitantes. Como tantas otras poblaciones de paso, es el reflejo de un conjunto de aspectos históricos, geográficos, culturales i de otros marcados por su situación estratégica. Un gran tejido asociativo, unos cuantos edificios singulares, y el famoso Pont del Diable, son solo unas cuantas características más destacadas.
“Vivo a cinco minutos del Ayuntamiento, pero siempre llego tarde porque me paran continuamente, y me preguntan cosas, me piden otras, y esto está muy bien. Es la mejor manera de conectar con la gente”

“Tu pueblo te lo quieres, aunque sea feo o bonito. Y como que has vivido siempre, de joven has tenido la perspectiva de como querrías que fuera si fueras alcalde, que es la mejor manera de convertir en realidad aquello que pienses qué se puede hacer”

“Con la Associació Catalana de Municipis lo que intentamos es hacer un poco de lobby, luchar por una financiación más justa, mirar la dignificación de los cargos electos, y ayudar a los ayuntamientos más pequeños”

No es ningún principiante, usted, en esto de la política local.
No, hasta el 1987, en que fui nombrado alcalde, estuve 8 años a la oposición. Después, Alcalde hasta 2003 con cuatro mayorías absolutas. A la legislatura siguiente gobernó el tripartido – solo por seis votos me derrotaron!- y fui a la oposición, y ahora he vuelto. Es una manía que tengo (risas). Ahora volvemos a estar en mayoría absoluta.

Con los años que lleva, se podría decir que usted ha nacido para esto.
Bien, me molesto mucho que encima de ganar las elecciones el año 2003, no fuera escogido. Pero trabaje igual. Creo que para ser alcalde has de querer a tu pueblo. Si me pagasen una fortuna, ya le digo yo que no seria nunca alcalde de otro pueblo que no fuera Martorell.

Y qué tiene Martorell para ser tan especial?
Que es mi pueblo. Te lo quieres, aunque sea más feo o más guapo. Y como que has vivido siempre, de joven has tenido la perspectiva de cómo te gustaría si fueses alcalde, que es la mejor manera de convertir en realidad eso que piensas que se puede hacer.

Qué piensa que pueden necesitar los martorellencs?
Lo que pedimos principalment es que estés a su lado y que en todo momento interpretes lo que necesitan. Modestamente, pienso que esto es lo he hecho toda la vida. Ahora el tema de la crisis es muy importante: entra a las casas, a las familias, y es cuando te encuentras a gente sin muchas posibilidades de encontrar. Y esto cuece especialmente.

Pero Martorell se la conoce como a una zona muy industrial y debe generar lugares de trabajo.
Sí, aquí hay mucha industria y sólo la Seat tiene 10.000 trabajadores directos y 10.000 más indirectos. La construcción también ha estado muy importante, pero ya sabes que es el que más ha recibido. Hemos de ver como evoluciona el tema de la automoción, pero las perspectivas evidentemente no son buenas y por lo tanto nos tocará sufrir.

Han sufrido la crisis de Seat?

En estos momentos quizás no, pero veremos como se desenvolupa porque de hecho estos 5400 lugares de trabajo que hablen no es que les echen, si no que es una regulación de horas que afecta a toda está gente, pero con una cantidad aun no muy significativa. De momento, si la cosa se reactiva no nos afectara tanto como esto.

Pero ahora ha de ser complicado al tener la industria como principal fuente económica.
Sí, tenemos la industria de Catalunya y de España que es Seat. También otras empresas muy importantes en el sector químico, como Solait y hay también del sector de la alimentación como Carril. Y si hay una relación excelente con las empresas, aquellas sinergias se han de aprovechar. Ahora estamos trabajando, por ejemplo, para construir un centro de excelencia de formación profesional en el mundo del motor; nosotros ponemos los terrenos, la Generalitat hace el edificio y las empresas automovilísticas lo equipan.

Pero Martorell no ha estado siempre industrial.
Bien, como tantos otros pueblos, hace años Martorell era agrícola, casi monocultivo de viña: hacían mucho vino y la gente vivía de eso. Mi padre, por ejemplo, era botero, hacia botas de madera para poner el vino. Pero todo cambio. El que si que es verdad es que fuimos una de las primeras ciudades que empezó a ser industrial, hay fabricas en Martorell des de hace muchos años sobretodo por el tema del agua, de la comunicación y ahora es prácticamente monocultivo industrial.

La industria ha provocado que la población fuera creciendo.

En Martorell hay una inmigración considerable, pero si se ha aumentado es porque había faena. También había otro factor, y es que hasta hace poco la vivienda estaba a unos precios mucho más asequibles comparado al arco metropolitano. Piense que Martorell es un lugar muy bien comunicado.Y eso acaba influenciando a la hora de decidirse para ir a vivir.

Hombre, esto de la comunicación es bien cierto.
Sí, tenemos todas las líneas del tren y de carreteras posible. Está claro que también estamos en medio, pero como nosotros decimos “todos los caminos llegan a Roma, pero passant por Martorell”. Por aquí pasa la Nacional II, la autovia, la autopista, los ferrocarriles de la Generalitat, la Renfe i ahora la Alta velocidad. Y quizás también el tren orbital del que se dice que saldrá de aquí. Somos un punto estratégico, esto es innegable.

Y que dice el martorellenc de todo esto?

Pues que seguramente que le gustaría vivir en algún lugar más tranquilo. Pero también ha de valorar que tiene un tren cada cinco minutos que va a Barcelona.

Me han dicho que lo paran mucho por la calle a usted.

Pues, sí, el otro día, por ejemplo, me pararon para la transmisión que TV3 hizo de la Cabalgata de Reyes. Fue muy importante, ya que pienso que se dio imagen de Martorell inédita y bonita. Pero el que le decía: vivo a cinco minutos de el ayuntamiento, pero siempre llego tarde porque me paran continuamente, y me preguntan cosas, me comentan otras, y esto está muy bien. Es la mejor manera de conectar con la gente.

Supongo que se volverá a presentar.

No se sabe, no lo descarto, pero tampoco no le aseguro. Cuando acabe está legislatura, llevaré 20 años de Alcalde, repartidos en dos épocas, no está nada mal. Y de proyectos hay muchos, esto si que lo quiero llevar a cabo todos no me jubilaré nunca, pero tampoco no sería bueno, por lo tanto ya hablaremos.

Cuales de estos proyectos destacaría?

Tenemos un modelo de ciudad industrial y esto no lo podemos cambiar. Pero si podemos hacer una ciudad tan fragmentada para la carretera y los ríos, sea un todo, un solo pueblo. Cuando pasaba la Nacional II por dentro de Martorell, por ejemplo, había una calle, el del mur, que era el peor del mundo por los humos que había. Hemos invertido mucho dinero y estamos consiguiendo que ahora sea una via central del pueblo, un lugar para pasear, para convertirlo en un lugar agradable.

Una meta nada despreciable.

En definitiva acabamos siendo dependientes de el urbanismo del pueblo del cual vivimos. No es lo mismo vivir en un piso que delante tiene una plaza agradable que no uno que tiene otro piso a dos metros de distancia. Y lo que quiero decir es que esto lo hemos cuidado. Una ciudad no es solo importante por la faena, las comunicaciones, las infraestructuras… también por si la gente se encuentra agusto.

A parte de querer al pueblo, que más ha de tener un alcalde?

Primero, y el más esencial, la gente ha de creer en el y lo han de votar. Creo que se ha de tener voluntad de serlo, saber que es una faena que estás activo las 24 horas del día, los 365 días del año y esto es así. E incluyendo los fin de semana, porque es cuando hay actividad cultural, deportiva y social, por lo tanto, has de estar. A mi me deben quedar libres dos o tres fin de semanas al año. Pero vaya, a mi eso no me cuesta, me gusta, y disfruto mucho.

Se dedica exclusivamente a esto?

Ahora ya estoy jubilado y si. Los primeros cuatro años de alcaldía simule dos faenas y fue bastante esquizofrénico, una experiencia para no repetir. Despues pedí la excedencia, y los cuatro años que deje de ser alcalde retorne a la empresa. Entonces me dijeron que para los días que iba, mejor que plegará, así que me prejubilaron

Usted también es el presidente de la Associació Catalana de Municipis.
Somos una asociación que en estos momentos agrupa a más de 900 entidades municipales, que quiere decir municipios, Consejos Comarcales, Diputaciones y los municipales. Debemos tener alrededor de 800 municipios asociados de los 940 que hay en Catalunya. El que intentamos es hacer un poco de lobby, luchar para una financiación más justa, mirar la dignificación de los cargos electos, y ayudar a los ayuntamientos más pequeños.

Algún ejemplo más concreto de actuación?
Pues mire, últimamente hemos conseguido ponernos de acuerdo y hacer un plan de pensiones para los empleados municipales de pueblos pequeños que engloban a todos los trabajadores, y no solo al de los ayuntamientos grandes. También estamos trabajando en temas de seguridad en la faena, o en asistencia técnica o jurídica por poblaciones que no pueden tener una estructura como tenemos nosotros. Está es la tarea que hacemos, representamos a los ayuntamientos delante de órganos de la Generalitat y del estado.

Con la Federació de Municipis también colaboran?

De hecho, en estos momentos, tenemos una unidad de acción casi total, estamos muy de acuerdo con cosas y hay muy buena relación. En un principio las dos nacieron muy marcadas políticamente, pero hoy esto ya no es verdad, porque tanto la Federación como la Asociación hay ayuntamientos de diferentes colores políticos.

Parece que a un alcalde nunca se asocie con el partido, sino que es más la persona.
Evidentemente que todos tenemos una ideología y pertenecemos a un partido, pero bien que la política de ha de hacer a través de está forma de órganos, como el futbol se ha de hacer a través de equipos de futbol. Pero si es cierto que son cargos que trascienden a la política, que una vez eres alcalde has de servir a los ciudadanos de tu pueblo sean del color que sean, y te hayan votado o no, porque es evidente que si no lo haces así la próxima vez no serás alcalde. Yo nunca he tenido ninguna otra aspiración. Y si he estado alcalde ha estado como una consecuencia natural más de mi vida, en que siempre ha estado enredado en mil cosas, como el básquet, el Centro Parroquial, o el escultismo. La política municipal acaba surgiendo como una consecuencia de todo junto.