Ferran Bel

"Hace falta dar más potestad tributaria a las corporaciones locales"

Lunes, 11 de Marzo de 2013
Con poco menos de 35.000 kilómetros distribuidos en 218 km2, Tortosa es la capital de la comarca del Baix Ebre, y situada en el valle bajo del río, constituye un importante centro agrícola, comercial e industrial con un municipio que engloba las localidades de Jesús, Bítem, los Reguers, Campredó y Vinallop. Sede de la mayor parte de los servicios territoriales de la Generalitat, Tortosa tiene una gran riqueza en monumentos históricos que justo ahora empieza a difundir. Hablamos con su alcalde, Ferran Bel.
"Esta es una ciudad donde tenemos un cruce de las tres culturas: la judía, la musulmana y la cristiana. Así que hemos hecho el esfuerzo para intentar recuperar todos estos elementos de la historia que habían ido quedando en el olvido"
 
"La Administración Local necesita una reforma dentro del marco del Estado español. Y no sólo eso: también una reforma de la ley de Gobiernos Locales en Cataluña, esencialmente para clarificar el marco competencial, pero desde una vertiente realista"
 
"En la actual distribución de tributos, cualquier solución a las finanzas locales es absolutamente inviable, y por tanto, se debe reformar la ley de haciendas locales, dando más potestad tributaria a las corporaciones locales"
Desde nuestra última entrevista con usted, hace cuatro años, nos hemos dado cuenta de que la población de Tortosa ha disminuido ligeramente. Y teniendo en cuenta el historial y la importancia que tiene no deja de sorprendernos.
Sí, efectivamente, y de hecho, esta es una de nuestras luchas de reivindicación de la ciudad. De hecho, en los últimos 70, 80 años hemos perdido fuelle y quizás era porque los propios tortosinos no éramos suficientemente conscientes del potencial que tenemos como ciudad. Una prueba de ello es que todos juntos, y eso no era una cuestión de cifras, en los últimos años no se hizo lo suficiente para mantener el casco antiguo de Tortosa, y cuando una ciudad no es capaz de mantener sus raíces y su historia seguramente no está haciendo bien las cosas.
 
Y supongo que deben intentar poner remedio
Sí, claro, en los últimos años hemos estado haciendo una labor importante y reconocida de la recuperación del casco antiguo y también es lo que nos ha avalado la posibilidad de que la gente crea más en lo que tiene, en el que se haga una apuesta del turismo a largo o medio plazo. En el fondo, se trata de poner en valor todos estos activos que antes comentaba. Y por eso ahora iniciaremos una campaña de promoción de ciudad.
 
Material tienen: hay una catedral, retablos, una Semana Santa muy vivida, la Virgen de la Cinta, tradiciones populares, un castillo, una judería... y eso sin contar el modernismo, que también es muy potente, aquí
Y por eso lo queremos potenciar. Porque sí, tenemos una catedral y no se podía hacer una visita turística. Y sí, hay mucha historia, pero no teníamos un museo de la ciudad. Y ahora, afortunadamente lo hemos recuperado en un magnifico edificio modernista. Y en cuanto a la Semana Santa, teníamos los pasos de las procesiones que se estaban estropeando. Y un centro de interpretación del Renacimiento que también ahora se puede visitar.
 
Y nos hemos dejado el Barrio Judío
Sí, claro. Esta es una ciudad donde tenemos un cruce de las tres culturas: la judía, la musulmana y la cristiana. Así que hemos puesto un centro de todo y hemos hecho un itinerario nuevo para intentar recuperar todos estos elementos de la historia que no se habían perdido pero que habían quedado en el olvido y quizás el visitante no tenía la oportunidad de poder admirarlos.
 
Y más allá de la recuperación patrimonial, ¿piensa que de alguna manera se puede sacar rendimiento desde un punto de vista económico?
En la vertiente de la recuperación, sin duda. A través de la Diputación de Tarragona hay unas escuelas de arte y restauración que en estos momentos están haciendo una maestría de restauración de piezas, y no sólo evidentemente de aquí sino de toda Cataluña. Nosotros salimos beneficiados, naturalmente, porque no deja de difundirse un trabajo. Y a un nivel comercial, en el centro se han instalado unos artesanos que trabajan en este tema. Todo esto forma parte de un proceso que sin duda irá avanzando.
 
Y si no nos centramos en este aspecto patrimonial, ¿cuál es el motor económico de Tortosa?
Vivimos de los servicios. El sector terciario tiene un componente muy importante, aunque no es el único. Quiero recordar en este sentido el sector industrial, con un polígono absolutamente consolidado.
 
Y también habían vivido mucho del cultivo de la tierra, ¿verdad?
Si, aunque en otros tiempos tuvimos mucho peso en relación al resto de Cataluña, que no ahora, donde dentro de nuestro PIB no llega al 10%. Es un porcentaje que evidentemente es mucho más importante que en el resto del conjunto de Cataluña pero en relación a otros momentos del municipio no tiene tanta. De hecho mucha de la gente que todavía trabaja en el sector agrícola, tiene una segunda ocupación, en industria o servicios.
 
Y con estos elementos, ¿qué añadiría? ¿O qué sacaría?
Quitar, quitar, es muy difícil. Yo sacaría pocas cosas ya que soy más una persona de construir. Quizás añadiría más actividad económica en la rama industrial, que está muy difícil en estos momentos.
 
¿Y en cuanto a la enseñanza? Tortosa es una ciudad que tiene una cierta tradición universitaria, y no sé cómo está el tema de la formación profesional y la relación de todo ello con el paro
Ahora entre la gente joven de nuestro país, las tasas de paro son muy elevadas tanto para unos como para otros. Tengo que reconocer que obviamente tiene menos incidencia del paro sobre personas formadas, sobre todo en especialidades. Y hay que tener en cuenta que en Tortosa se están desarrollando todas las de la antigua formación profesional. Pero a pesar de esto, hay lo que hay, y la cosa se agrava más en aquellos que no tienen ningún tipo de formación.
 
¿Y en cuanto al tema universitario?
Tiene su historia, como antes decía, pero a lo largo de los últimos años se ha recuperado la universidad presencial, que tiene un referente como es la Rovira i Virgili. También tenemos la UOC, y hace unos meses inauguramos el nuevo edificio del campus, donde hoy hay un millar de estudiantes. Y se pueden hacer las carreras de Administración y Dirección de Empresas, el grado de enfermería, el grado de educación infantil o primaria, el grado de fisioterapia, el Centro de de Investigación del Cambio Climático...
 
Pasamos de la Enseñanza a la Sanidad y de la adquisición de la Clínica la Alianza. ¿Era necesario?
Sí lo era si queríamos dar continuidad a la Clínica Tierras del Ebro que es la clínica que tenía la Alianza en Tortosa y donde hay más de cien trabajadores. Si no se daba continuidad, la prestación de servicios sanitarios privados debería ser en Tarragona o Castellón, y no había ningún centro de referencia, y obviamente dejaba en las Tierras del Ebro en una situación peor. Así que sí, teníamos que estar presentes.
 
¿Y dónde hubiera sido más lógico, que se lo hubiera quedado la Generalitat?
No. Si se lo hubiera quedado la Generalitat esto habría quedado absorbido en pocos meses o años. La Generalitat no termina prestando los servicios sanitarios privados en las diferentes mutuas. Lo que intento decir es que si el Ayuntamiento no hubiera hecho esta acción, está claro que hubiera desaparecido y los usuarios de la sanidad privada que también son muchos de las Tierras del Ebro, habrían tenido que desplazarse a Tarragona o Castellón. Además, hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento de Tortosa por sí mismo se financia y por lo tanto esta es la condición más importante en los tiempos que corren.
 
Y ahora que estamos hablando de varias competencias, ¿qué piensa del Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro?
Bueno, nosotros estamos de acuerdo en que no sólo Cataluña puede tener voz y voto en este tema, pero no olvidemos que el río del Ebro pasa por ocho comunidades y todas tienen derecho a hacer su aportación. Pero sí que reclamamos que el caudal medioambiental en la parte baja del río debe ser suficiente para garantizar la continuidad del delta y de la tarea que se está haciendo como elemento vertebrador y ecológico del territorio.
 
Y no se está haciendo así
Se deben preservar las concesiones de agua que están dadas y no está bien que con la situación que estamos se sigan generando expectativas o se vayan dando concesiones nuevas antes de garantizar río abajo.
 
Ahora el gran tema de debate está en la modificación de la estructura territorial, donde se habla de la supresión incluso de municipios. ¿Qué piensa de esto?
Aparte de la vertiente política, que no deja de ser considerable, lo que es evidente es que la Administración Local necesita una reforma dentro del marco del Estado español. Y no sólo eso: también una reforma de la ley de Gobiernos Locales en Cataluña, esencialmente para clarificar el marco competencial, pero desde una vertiente realista.
 
Nos estamos peleando constantemente, con esto
No vale decir "esto no es competencia tuya y por lo tanto tampoco lo debes hacer" y "si no es competencia de nadie debe hacerlo nadie". Pongamos un ejemplo. Tortosa es un municipio de menos de 50.000 habitantes y no tiene competencia en transporte público urbano. Si la nueva ley debe decir que no tiene competencia y que la solución pasa por que el Ayuntamiento no preste este servicio público, alguien deberá prestar. No tiene sentido que Tortosa se quede sin transporte público. Así que hay que hacer una regulación de las competencias para atender las realidades actuales.
 
Por eso hay una ley de financiación local
Sí, que sea digno y suficiente, porque después escuchas: "esto se debe arreglar en Cataluña", pero esto sería así si tuviera un sistema de financiación suficiente, propio. Cualquier solución a las finanzas locales en la actual distribución de tributos es absolutamente inviable, y por tanto, se debe reformar la ley de haciendas locales, dando más potestad tributaria a las corporaciones locales. Pedimos más recursos por parte de la Administración central y la Administración autonómica en cuanto a la participación en tributos, es decir, todo en cuanto subvenciones y transferencias incondicionadas.
 
¿Este es el principal tema de interés de los gobiernos locales?
Sí, naturalmente, aunque también está el competencial. Es una cuestión que no podemos solucionar los alcaldes, porque yo le aseguro que si fuera un tema sólo nuestro sería muy diferente. Estoy seguro de que no nos costaría más de dos o tres reuniones si sólo dependiera de nosotros.
 
¿Y si Cataluña tuviera una normativa específica en cuanto al tema territorial?
Si hubiera voluntad se podría hacer, y sin ningún problema, porque el Estatuto lo permite. Podríamos tener una organización territorial propia, con una ley de gobiernos locales específica en sus particularidades, incluso una ley de financiación local también propio. Pero eso hasta ahora no se ha producido. Así que no se debería esperar a una hipotética independencia para llevarlo adelante.
 
Siempre se dice que el déficit del Ayuntamiento de Madrid es mayor que los de los municipios catalanes.
Sí. Se ha intentado transmitir que el problema de la deuda pública española, una parte importante la tienen los Ayuntamientos y yo siempre recuerdo lo mismo: Los Ayuntamientos gestionamos aproximadamente un 13% del gasto público español, y esto se ha mantenido constante durante los últimos treinta años. Gestionando un 13% del gasto público, la deuda de todos los Ayuntamientos no supone un 5% de la deuda pública. Por lo tanto, hay algún otro nivel de administración que gestionando endeuda mucho más en relación al gasto público que gestiona. Y aquí es donde se tendría que mirar.