Alcalde de Parets del Vallés

Seggi Mingote

"La función pública puede ser tan eficiente como la privada"

Miércoles, 10 de Abril de 2013
A 7 kilómetros de Granollers y a 23 de Barcelona, ??Parets del Vallés está situado en el Vallès Oriental, y con una extensión de poco más de 9 kilómetros, su población, de unos 18.000 habitantes, está repartida en varios núcleos. Se especula que su nombre debe provenir de la existencia de unas paredes de origen romano, aunque la primera referencia documental de la población no llega hasta el 878. Con una economía basada históricamente en la agricultura, su privilegiada situación hace que sea uno de los centros industriales más potentes de la comarca con cinco polígonos. Hoy hablamos con su alcalde.
"Difícilmente encontrarás un deporte que no pueda extrapolar sus virtudes en la política: debe haber trabajo en equipo, liderazgo, esfuerzo común, sacrificio, planificación, ideas claras ... todos estos aspectos están en el día a día de una corporación municipal"
 
"Ahora, estando en estos momentos tan cambiantes, la capacidad de afrontar las situaciones difíciles, sean cuales sean, hace que a pesar de la planificación, debes tener capacidad para improvisar y aceptar cambios"
 
"Creo en el pequeño comercio, la pequeña empresa, el autónomo, y estoy convencido de que debemos hacer lo posible para poner en marcha una batería de políticas activas de apoyo a aquellos colectivos. Sino, el valor añadido que tenemos lo estamos perdiendo"
Llama la atención que haya estado un par de veces en la cima del Everest
Sí, es cierto. Empecé a hacer montaña un poco grande, a mediados de los años noventa, aunque siempre he practicado deporte. De hecho, he hecho de él mi profesión, entre otras cosas porque un alcalde debe ser consciente de que tarde o temprano dejará de serlo. Pero sí, sí. En el año 98 hice el primer 8.000 en el Himalaya, en 2001 hice la vertiente norte del Everest en solitario y sin oxígeno, y dos años más tarde volví pero de manera más mediática.
 
De hecho, dicen que el Everest es todo un show
En 2003 fuimos para celebrar los 20 años de TV3 y Catalunya Ràdio, y conseguimos algo que nunca se había hecho: retransmitir en directo desde la cima. A partir de aquí empiezo a combinar las expediciones con reportajes, arranco "El círculo de Mingote", y en diez años concentro unas 23 expediciones, lo que me da la oportunidad de haber dado mucha vuelta. 
 
Seguro que habrá aplicado un montón de conocimientos de la montaña en la política
Sin duda. Quizás lo que destacaría es que siempre he sido muy metódico y en la montaña debes serlo mucho para planificar y valorar riesgos. Y eso me ha acabado sirviendo también en el Ayuntamiento. Esto y muchas otras cosas, claro, porque yo creo que difícilmente hay algún deporte que de alguna manera u otra no pueda extrapolar sus virtudes en la política: debe haber trabajo en equipo, liderazgo, esfuerzo común, sacrificio , planificación, ideas claras ... todos estos aspectos están en el día a día de una corporación municipal.
 
Y aunque no es lo mismo un problema a 8.000 metros que el del día a día municipal, hay rasgos comunes
Efectivamente: cuál es la planificación que tienes que hacer, qué es lo que puedes hacer para minimizar riesgos, qué crees que es lo menos perjudicial para tu pueblo... hay muchas cosas comparables, y en el fondo, ves que los problemas pueden ser muy diversos pero la manera de afrontarlos es una. Pienso además, que ahora, estando en estos momentos tan cambiantes, la capacidad para afrontar estas situaciones difíciles hace que a pesar de la planificación, debes tener capacidad para improvisar y aceptar cambios.
 
De hecho esto se puede aplicar a todas las esferas de trabajo, no sólo la pública
Soy de los que pienso que la función pública bien llevada y estructurada puede ser tan eficiente o más que el mundo privado y que además no deben ser incompatibles. Creo que pueden funcionar de manera fantástica, y ahora tengo la oportunidad no como alcalde sino como Presidente del Consorcio de la Conca del Besòs de vivirlo, donde por ejemplo, tenemos tres empresas mixtas que realizan unas funciones y que es el ejemplo clave de cómo puede funcionar la combinación público-privado.
 
Ahora se habla de mucho de eliminar cargos públicos
Lo que creo que hay que cambiar es la financiación local. Siempre se ha reclamado más dinero y lo único que hemos obtenido han sido competencias que se han tenido que ir asumiendo, y que ahora, con la crisis, nos vienen muy grandes. Así que se necesita una ley de financiación justa pero también sentar la cabeza, racionalizar, mirar cuáles son los elementos 'pal de paller' de nuestra sociedad, y no dar pasos atrás, claro.
 
Muchos ayuntamientos han salido perjudicados
En este Ayuntamiento hemos tenido claro desde el principio de la legislatura, por una parte, el plan de optimización y plan de reajuste con el que en este último ejercicio hemos conseguido ahorrar más de 500.000 euros, y por otro lado, tres partidas que son las únicas que tienen incremento.
 
Véamoslas
La primera es la del desarrollo económico. Creamos el consejo industrial y en eso fuimos pioneros, entre otras cosas porque creemos que la industria-empresa es la que puede generar empleo y haciendo un trabajo conjunto. Luego, una apuesta por las políticas sociales. Hace unos años, Parets tenía 800 usuarios en temas sociales y ahora tiene 2.800, es decir, la situación es muy compleja para todos. Y por último, la educación, que ha sido una apuesta clarísima, entre otras cosas porque este Ayuntamiento siempre ha estado marcado por una fuerte ascendencia en el ámbito de la educación: el anterior alcalde era profesor, la primera teniente de alcalde es profesora, y por lo tanto estamos muy concienciados al respecto.
 
El tema de la financiación local es el más preocupante
Mire, hace unos meses envié una carta a Cristóbal Montoro y le hacía una reflexión diciendo que no todo el mundo es igual. Lo del café para todos, no es justo. Nosotros estamos en un Ayuntamiento que cierra este año con un superávit, 2 millones en positivo y no hemos tenido que pedir ayuda al Estado.
 
Parece lógico
Yo le hacía la comparativa al ministro diciéndole que si el niño suspende tiene que ir a recuperación en septiembre, pero si aprueba con un notable también está castigado y tiene que ir a septiembre. Creo que no debe ser así: el que aprueba, dejemos que actúe como quiera, ¿no? Y si quiere hacer inversiones, que las haga. Y ya procuraremos nosotros de no estirar más el brazo que la manga.
 
De hecho, ustedes han cuidado mucho el tema de la empresa
Mire, nosotros subvencionamos directamente a las empresas que contratan gente del territorio, es decir, hacemos un plan de acción en el que decimos: "empresa, nosotros hacemos un plan de formación específico de lo que usted necesita". Y si nosotros aquí tenemos un tejido industrial muy potente con la química farmacéutica, es precisamente por eso, porque nos preocupamos.
 
A cambio, piden también algunas cosas
Sí, claro. Si yo formo, si apuesto por personas de Parets en este ámbito, también usted debe contratar a personas de aquí. No es fácil pero mire, hemos conseguido más de 400 inserciones en convenios con industria desde el principio de la legislatura. Aquí todavía hay 1.500 parados pero es evidente que estamos por debajo de la media. Y eso es lo importante.
 
La política no parece estar para arreglar problemas, sino aún por complicarles más
¿Sabe cuál es el problema? Que la política de altos vuelos no pisa la calle. Si muchos políticos de los que están arriba pisaran las trincheras, hicieran lo que hacemos cada día, las cosas irían de otra manera. Yo por ejemplo antes de venir aquí a la entrevista, en este trayecto me han parado seis personas, y con problemas serios. Muy serios. Si esto les pasara a las personas de arriba, los que toman decisiones importantes, probablemente no estarían todavía discutiendo de las decisiones de pago, de desahucios... Ya se habrían tomado medidas.
 
Afirma que hay varias maneras de entender la política. Por lo que vemos en estas entrevistas, el gobierno central entiende que hay también un territorio que es igual para todos
Y no puede ser así, y está claro que no. No se puede tratar de la misma manera Parets que 'Esterri d'Aneu', por poner un ejemplo. Porque claro, a uno le tienen que hablar de turismo y de potenciar este valor, y a nosotros nos tienen que hablar de industria, de tejido industrial, de la situación que estamos cada uno. No somos lo mismo ni sirven las mismas fórmulas para todos. Aquí está la diversidad y la riqueza de hacer política.
 
En su caso, además, no sólo tiene un sector industrial importante, sino que que además, parece que se ha especializado en temas médicos y farmacéuticos
Pienso que es muy evidente que esta zona del Vallès Oriental se concentra un clúster muy importante de química. En su momento, apostamos por el tejido urbano separándolo del industrial. Hicimos cinco polígonos industriales, les dimos valor tecnológico, no dejar optar a cualquier empresa sino aquellas que tuvieran un cierto valor añadido. Y esto en un momento en que no todo el mundo creía en el hecho de crear parques tecnológicos de estas características.
 
Una cierta visión de futuro sí hubo
Bueno, eso creo que es mérito de tomar según qué decisiones en según qué momentos, y lo cierto es que las pocas industrias que siguen ubicando, muchas preguntan por Parets. También es verdad que geográficamente estamos ubicados con una buena comunicación, y eso ayuda. Pero esta combinación de estas dos características que según la ciudadanía tiene Parets, que es la tranquilidad y buenas comunicaciones, no deja de ser un paradigma de decir: es un pueblo entre Granollers y Mollet, es decir, entre dos cocapitales de nuestro territorio, un pueblo tranquilo, acogedor, también el pozo de Can Serra, que es importante ... Parets es como una casa. Es decir, tenemos el jardín que es Can Serra y tenemos el bosque de pinos fuera y por otro lado un tejido industrial fuerte. Esto nos da la posibilidad de salir adelante y estar en un pueblo amable.
 
Antes ha comentado el tema del paro. A pesar de no tener cifras alarmantes, debe ser un tema preocupante, también
Es uno de los aspectos que más me preocupa, aunque si tenemos que hablar de cifras, de los 42 pueblos de la comarca, somos de los tres que hemos reducido la cifra un poco. Estamos con una media por debajo de Cataluña, por debajo de la comarca, pero aún así tenemos 1.500 parados, lo que no deja de ser grave. También es cierto que somos de los pocos pueblos que tenemos unos planes de empleo muy potentes. Este año, por ejemplo, hemos hecho un plan de contingencia, con 300.000 euros más, y sacaremos durante este ejercicio más de 85 planes de empleo locales en diferentes ámbitos y destinados a diferentes colectivos: mayores de 55 años, jóvenes formados pero que no encuentran salida, y otros. Todo para que la gente acabe saliendo, superándolo. 
 
Cree mucho, usted, en la iniciativa privada
Pues sí. Creo en el pequeño comercio, la pequeña empresa, el autónomo, y estoy convencido de que debemos hacer lo posible para poner en marcha una batería de políticas activas de apoyo a aquellos colectivos. Sino, el valor añadido que tenemos lo estamos perdiendo. Si empezamos a perder este nivel de identidad que nos marcaba la diferencia y nos ponemos al nivel de otras comunidades autónomas, puede que pleguemos.
 
La identidad no sólo la marca la lengua, pues.
Está claro. Cuando éramos el motor de España, no era sólo por eso sino por la manera en que hacíamos las cosas, de qué manera entendíamos la emprendeduría, cuál era el empuje de la industria catalana. Esto debe servir para resurgir, para volver a ir con fuerza.
 
Ahora que dice esto de la identidad, no sé si la inmigración es un problema
También somos un poco especiales, ya que somos uno de los pueblos de la comarca con menos inmigración. Estábamos alrededor del 8% y ahora si no me equivoco hemos bajado dos puntos, que es muy por debajo de los 17-18% que tienen los pueblos vecinos. Creo que se puede explicar esta diferencia en parte porque este siempre ha sido un pueblo caro, es decir, el valor del suelo ha sido importante.
 
Sin embargo, el porcentaje tampoco es nada menospreciable
La inmigración de aquí se ha centrado en un colectivo muy integrado, en el que tenemos tres asociaciones, y todo: los senegaleses. Son asociaciones muy relacionadas, que colaboran muy activamente y están muy integradas. Aunque quizás no quede demasiado bien decirlo, hay senegaleses que son más paretanos que algunos paretanos que llevan menos tiempo que los primeros. Pero vaya, lo cierto es que la inmigración nunca ha generado problemas serios.