Alcalde de Sant Vicenç de Montalt

Miquel A. Martinez i Camarasa

"Si gestionáramos nuestros recursos nos iría mucho mejor"

Martes, 30 de Abril de 2013
Colindante entre Sant Andreu de Llavaneres y Caldetes, Sant Vicenç de Montalt es un pueblo que en veinte años ha quintuplicado su población, pasando del millar y pico que tenía a mediados de los ochenta del siglo pasado, a cerca de los seis mil, según el censo del 2012. Ha contribuido sin duda a este crecimiento el hecho de que esté en un lugar privilegiado del Maresme, con varias urbanizaciones y equipamientos turísticos, aunque naturalmente tiene una interesante historia, los primeros restos se remontan al Neolítico. Hoy hablamos con su Alcalde.
"Lo que hemos de procurar es beneficiar a los habitantes de los tres municipios para que todos salgan ganando. Sant Andreu de Llavaneres por ejemplo, tiene equitación, golf, el Balís; Caldes d'Estrac tiene el Museo Picasso y los baños, y nosotros golf e infraestructuras. ¿Por qué no nos podemos unir para que haya una mayor oferta de todo?"
 
"Si pudiéramos gestionarnos nuestros recursos nos iría mucho mejor, porque la proximidad es lo que hace tener consciencia y sensibilidad de lo que pisas. Y si realmente recaudas los impuestos de la gente que te está pagando y los devuelves a aquella gente, evidentemente los gestionarás mejor"
 
"Un político ha de ser valiente y tomar decisiones, sean equivocadas o acertadas. Si son acertadas mejor y si son equivocadas, después has de ser también valiente para admitirlo y corregirlo"
¿Qué le diría a alguien que dice que Sant Vicenç de Montalt no es tan conocido como Caldetes o Llavaneres, por ejemplo?
Pues que tenemos una calidad de vida excelente. Más de un kilómetro de playa, pero también montaña, y una microclimatologia que hace que la temperatura sea siempre agradable. Y si añadimos que tenemos un urbanismo muy ecológico, consolidado, sociable pero también muy restrictivo, y con buenos equipamientos preparados para un municipio de entre 10.000 y 15.000 habitantes, pues, creo que podemos estar muy orgullosos.
 
Y todo esto lo combináis con una buena infraestructura turística...
Ciertamente. Tenemos un índice bajo de robos porque tenemos una policía local muy eficaz e instalamos hace poco las primeras cámaras de videovigilancia. Y tenemos unas urbanizaciones de lujo, con la segunda más importante de todo el Estado español. Y también tenemos golf, tenemos restauración, una piscina municipal que lo hemos descubierto, y un centro comercial de 800 m2, que tampoco teníamos.
 
No deja de ser sorprendente, teniendo en cuenta que tal vez a la gente le suena más el nombre de Caldetes o de Llavaneres, ¿verdad?
Pues sí, pero es curioso cómo a la gente que viene por aquí le llama la atención las infraestructuras que tenemos, la limpieza que hay y la seguridad. Son aspectos que para nosotros son prioritarios.
 
Sin embargo, no hay rivalidad porque he visto que los tres municipios os habéis agrupado para potenciar el turismo
Sí, firmamos un convenio marco a nivel de los tres municipios que comenzó para coordinar el área de gestión de turismo y comercio. Este convenio después se ha ido ampliando a otros, como por ejemplo, en gobernación, donde la policía de los tres municipios está coordinada por si hay cualquier hecho que necesitara de su ayuda. O uno de aparcamiento de zonas azules, en el que los habitantes de Caldes d'Estrac en ciertas zonas de aquí no pagan y lo mismo ocurre en Sant Vicenç de Montalt. Tenemos otro de recogida, y podría hablar de otros.
 
Es una buena idea
Aquí lo que tenemos que procurar es mejorar, coordinar, y además, beneficiar a los habitantes de los tres municipios para que todos salgan ganando. Sant Andreu de Llavaneres por ejemplo, tiene equitación, golf, el Balís; Caldes d'Estrac tiene el Museo Picasso y los baños, y nosotros golf e infraestructuras. ¿Por qué no nos podemos unir para que haya una mayor oferta de todo?
 
Un tema muy importante si desea llevar esto a cabo es el del transporte
Pues mire, dentro de estos convenios, hay uno firmado con el Ayuntamiento de Caldes d'Estrac en la que él da servicio de autobús a sus habitantes y los nuestros. Aquí el de San Andreu no pudo entrar por sus vínculos con el tren, pero de una manera u otra todo está pensado para que el transporte público llegue a los puntos centrales de los dos municipios.
 
Hemos hablado de lo que tiene, pero ahora con la crisis, no sé si hay que mencionar lo que debéis...
Pues lo cierto es que somos los únicos municipios que estamos saneados, y esto significa que tenemos un remanente de tesorería en positivo, y el nivel de endeudamiento de este municipio es del 34%, que viene básicamente de los créditos que se pidieron en su momento para construir infraestructuras, y que, naturalmente, seguimos pagando. Y si el banco no nos penalizara la amortización, tendríamos un endeudamiento del 0%.
 
No deja de resultar admirable, por los tiempos que corren
Estamos tan saneados que nos podemos permitir el lujo de hacer obras. Hace cuatro días inauguramos la plaza del pueblo, ahora no hace nada inauguramos la calle de abajo, ahora están haciendo obras, aquí, y dentro de cuatro días estaremos promulgando una serie de obras a nivel de asfaltado. Y es que en su momento, tomamos decisiones valientes que con el tiempo se han revelado muy eficaces.
 
No todo el mundo sabe, esto
Pues yo creo que lo que debe hacer un político es tomar decisiones, sean equivocadas o acertadas. Si son acertadas mejor y si son equivocadas, pues después debes ser también valiente para admitirlo y corregirlo.
 
Estas decisiones valientes debían pasar para hacer la revisión catastral...
Sí, sacamos adelante una revisión que hacía 23 años que no se hacía. La idea era equiparar el valor catastral a precio de mercado, lo que realmente valía. Pero aún así cada año, para que el IBI no suba tanto, lo que hacemos es bajar el tipo impositivo de gravamen. El IBI lo llevamos muchos años congelándolo, y pienso que es bastante ajustado a la realidad de crisis que estamos actualmente. Y teniendo en cuenta que aquí el tipo de casa que hay es unifamiliar y pareada, lo que se paga proporcionalmente es un IBI muy ajustado.
 
Oyéndole, es evidente que usted disfruta haciendo de alcalde
Sí, pienso que ser alcalde es un servicio a la comunidad, a un colectivo, a un municipio, esto lo he heredado de mis padres, que me enseñaron que había que servir a todos los habitantes, y esto lo podías hacer de muchas maneras.
 
Pero ya hemos visto, desgraciadamente, que la política transmite una imagen que no es precisamente la de servicio
Pues debería ser así. Mire, yo soy maestro y quieras o no siempre es una profesión donde intentas ayudar a los demás, pero siempre diciendo la verdad. Por eso cada día, y eso me lo decía mi padre, tienes que ir a dormir mirando a la gente a los ojos, diciendo: "esto es así guste o no", y tratando de buscar una solución para los problemas y las preocupaciones que pueda tener el ciudadano.
 
Los Alcaldes de pueblos como el vuestro lo son las 24 horas, ya nos lo dicen
Sí, la realidad es que la Administración más cercana en un Ayuntamiento es el alcalde o sus concejales, y es lógico que te encuentres que vas por la calle y la gente te pregunte cosas porque no tiene tiempo o porque saben que estás muy ocupado en el Ayuntamiento, o por lo que sea. Forma parte del trabajo y lo tienes que hacer bien a gusto.
 
He visto que este año por Sant Jordi hacéis algo especial para conmemorar el centenario de Salvador Espriu
Exacto. Cada año por Sant Jordi el municipio elabora una colección de cuentos, y en este 2013, celebramos tres aspectos: el primero es Sant Jordi, naturalmente, como patrón de Cataluña, pero en éste, también la conmemoración de Espriu y el décimo aniversario de "La Muntala", que es nuestra Biblioteca, que recibe este nombre precisamente a partir de un poema de Espriu.
 
Vamos a temas supramunicipales. ¿Qué pensáis de las reformas municipales donde se proponen la supresión de municipios?
El anteproyecto de gobiernos locales de la Generalitat no dice realmente que se supriman sino que será voluntad de ellos llegar a un entendimiento si realmente se quieren fusionar. Aquí en el Maresme el único municipio que es pequeño es el de Caldes d'Estrac. Me parece que es el segundo municipio más pequeño de todo el Estado en cuanto a superficie, aunque de población están a más de 2.000 habitantes.
 
¿Y cómo lo ve esto?
Yo no lo vería mal si hubiera una voluntad por parte de los municipios de unificarse entre ellos y que también hubiera una única administración pública. Los recursos que realmente se deben gestionar deben hacerse bien, porque esta es otra. Muchas veces nos encontramos con municipios muy pequeños que gestionan mejor sus recursos que no otros que son más grandes.
 
¿Y qué piensa sobre los Consejos Comarcales?
Creo que debe haber una Administración supramunicipal que dé servicio a aquellos municipios que por sí mismos no pueden recibir, o que realmente se haga una economía de escala. Es evidente que hay municipios que no lo necesitarán porque ya tienen los servicios, pero por ejemplo, el Consejo Comarcal del Maresme, el más potente de las 41 comarcas del país, da un servicio a muchos municipios pequeños.
 
Y ya que hablamos de gestión de dinero, ¿cómo ve el hecho de que pueda recaudar directamente la Generalitat los impuestos que tienen que ir al Estado?
Mira, lo que pienso es que si gestionásemos nuestros recursos nos iría mucho mejor, porque la proximidad es lo que hace tener conciencia y sensibilidad de lo que pisas. Y si realmente recaudas los impuestos de la gente que te está pagando y los devuelves a aquella gente, evidentemente los gestionarás mejor y además el ciudadano tendrá la ventaja de pedir más explicaciones porque la Administración sería mucho más cercana.
 
Muy lógico
¿Qué pasa ahora? Pues que ya sabemos el desfase que hay entre los impuestos que paga cualquier catalán y cualquier persona de fuera: las finanzas hacen que no se devuelva aquel dinero que un catalán da, y como nos queda lejana la Administración estatal, no sabemos exactamente hacia a donde van. Lo que tenemos clarísimo es que no vienen hacia aquí, y por tanto, si pudiéramos gestionarlos nosotros, estoy seguro de que nos iría mucho mejor.
 
Artur Mas pedía la unidad de los catalanes ante toda la situación que estamos afrontando. ¿Cómo ve todo esto?
Mire, yo me meto en la piel del Presidente. En los momentos de dificultad en los que realmente hay preocupaciones, es cuando más unidos debemos estar. Y pienso que el presidente lo que está pidiendo es: "escucha, estamos pasando momentos muy difíciles, tan difíciles que hace que realmente tengamos que ir en una misma dirección". Así que no es simplemente una llamada a aquellas personas que lo votaron, sino también a aquellas que no lo hicieron y también a los demás partidos políticos, porque desde la unidad es cuando se tiene fuerza. Cuando hay retos tan importantes como los que hay, salir de la crisis y tener un estado propio, tenemos que ir todas a una.