Jesús Marín i Hernàndez

"Los Ayuntamientos realizan una labor esencial en la vida del ciudadano"

Martes, 11 de Junio de 2013
Situado a unos 40 kilómetros al norte de Barcelona, y con poco más de 14.000 habitantes, Canet de Mar, nació como pequeño poblado en el siglo XI, aunque no fue hasta finales del siglo XVI, que, segregándose de Sant Iscle de Vallalta, inició un sólido crecimiento basado en el sector marítimo, primero, y agrícola y textil después. Con destacados elementos modernistas, especialmente de Luis Montaner, el municipio fue todo un referente en los turbulentos años setenta, cuando se celebraron varias ediciones de "6 horas de la canción" que en la edición de 1976 llegó a reunir 60.000 personas. Hoy es un importante centro cultural y turístico.


"Somos los representantes del pueblo a través de unos resultados electorales y de unos votos determinados, y por tanto, creo que el político, y ahora más que nunca debe ser lo más cercano posible"
 
"Tendríamos que ser muy cuidadosos en cómo organizamos el mundo local, porque lo que podría pasar es que muchas de las cosas que se hacen en los Ayuntamientos se dejen de hacer. Y esto no deja de ser preocupante". 
 
"Francamente no creo que en política pueda entrar todo el mundo. Si a mí como maestro me piden una titulación, pues como alcalde debería ser así. Y si no hay al frente una persona preparada, se pueden tomar decisiones equivocadas"
Usted que se ha dedicado a la educación especial y que por tanto, debe comunicar muy bien lo que quiere transmitir, debe saber mejor que nadie que entre la clase política no se estila demasiado eso de hablar el lenguaje del ciudadano
Tiene toda la razón. Es un tópico, pero yo creo que al final, somos los representantes del pueblo a través de unos resultados electorales y de unos votos determinados, y por tanto, creo que el político, y ahora más que nunca, debe ser lo más cercano posible. De todos modos, hay que decir que en los municipios pequeños como el nuestro, esto es bastante frecuente y común.
 
Ya nos lo comentan a menudo los alcaldes de pequeños municipios
Pero es que es verdad. El alcalde de un territorio pequeño como el nuestro, debe saber que por un tema de proximidad, debe utilizar un lenguaje llano, porque entre otras cosas, tratas a la gente en la calle, no en el despacho.
 
Del discurso de investidura que hizo, me llamó la atención la frase de Rafael Campalans donde definía qué debía y no debía ser política
Sí. Yo pienso que la política debe ser pedagogía, debe ser intentar expresarnos de la mejor manera posible, que sea cercano al ciudadano y que le proporcione soluciones, porque al final, por eso estamos aquí, en el Ayuntamiento, para intentar solucionar los problemas de la gente de la mejor manera posible, no para crearlos.
 
Lo pinta muy bonito, pero Canet no se ha caracterizado precisamente por la tranquilidad en el Ayuntamiento...
Es cierto. Pienso que la política municipal ha sido bastante convulsa porque ha habido muchos personalismos, que creo que es algo que en política se debería desterrar, empezando por nosotros mismos, ya que la Federación de Convergència i Unió iba separada. Aquí lo que pienso que es importante y lo que la gente le interesa, más que las disputas, es que la calle esté limpia, que haya un buen paseo marítimo y que no tengamos deudas. Y a partir de aquí lo que hace falta es trabajar de forma conjunta.
 
Y hablando de deudas, ¿cómo está la economía municipal?
Cuando accedimos al gobierno, éramos uno de los 40 municipios más endeudados del país, con un déficit de tres millones y medio de euros de corto plazo. En estos dos años, hemos conseguido una rebaja sustancial del déficit, hemos renegociado contratos con los que teníamos concesiones, y hemos hecho unas revisiones a fondo de todo el tema de subvenciones, donde había mucha generosidad. Así que esperamos que en este 2013 terminemos con un remanente positivo de tesorería. Aunque la situación es muy compleja y complicada, cuando uno gestiona de la forma más eficiente posible, los resultados se ven enseguida.
 
¿Y cómo han llegado a esta situación?
En buena parte por la falta de profesionalización. Yo, francamente no creo que en política pueda entrar todo el mundo. Si a mí como maestro me piden una titulación, pues como alcalde también debería ser esto, ya que si no, nos encontramos con un municipio como Canet, con 12 millones de euros de presupuesto, que si no tiene al frente una persona preparada, se pueden tomar decisiones equivocadas.
 
Parece de cajón
Y tener claro que los sueldos del alcalde y concejales son los sueldos de todos, que lo pagan los ciudadanos del pueblo, y por tanto, hay que ser al máximo cuidadoso con todo el tema del gasto. Y nosotros creo que somos un buen ejemplo. Con menos recursos que nunca, estamos consiguiendo sacar el cuello, y por ejemplo la limpieza viaria es mucho mejor ahora que hace dos años. Así que es un tema de gestión y de dedicarle muchas horas, evidentemente.
 
¿Quiere decir que si hubiera sólo funcionarios al frente de un Ayuntamiento las cosas irían mejor?
No exactamente. Los políticos, en este caso el alcalde y los concejales, deben ser personas cercanas al ciudadano pero con cierto grado de iniciativa y empuje. Deben saber gestionar una estructura como el Ayuntamiento, porque no nos engañemos, no deja de ser una empresa que da servicios al ciudadano y que debe ser llevada por un perfil de liderazgo y proximidad al ciudadano.
 
Hemos visto que, a nivel de dedicación, Canet ha ido cambiando de industria. Primero fue el mar, después la agricultura, después el textil, ahora el turismo...
Efectivamente, hasta hace pocos años, Canet era claramente un pueblo industrial dedicado al sector textil. Piense que aquí teníamos una empresa que se llamaba Pulligan, donde trabajaban 1.200 personas. En los años 90 esto comienza a descender y la gente empezó a trabajar fuera, cerca del área metropolitana de Barcelona o Girona. Y ahora lo que estamos intentando es cambiar un poco el modelo económico y pasar al cultural, que aquí es muy potente, especialmente respecto al modernismo. Esperamos que en los próximos años lo podamos conseguir, pero vaya, esto será a largo plazo.
 
Porque aquí el paro debe ser considerable, ¿verdad?
Estamos en la media de la comarca, alrededor de un 17-18%, especialmente entre jóvenes. Por eso debemos intentar potenciar los ciclos formativos, para que la juventud pueda tener una buena base, y así disminuir la tasa de desempleo al máximo posible.
 
Dicen de potenciar los elementos turísticos. De base ya tienen
Pues sí. El activo más importante que tenemos en Canet es la Feria Modernista, que la hacemos en el mes de septiembre. Este año haremos la sexta edición, y eso nos está provocando una gran llegada de gente al pueblo durante este fin de semana. Por lo tanto es lo que le decía: este cambio de modelo, de uno industrial, textil, que se ha agotado, a un modelo donde podemos aprovechar el patrimonio modernista que tenemos. Y tenemos mucho. En Sitges, por ejemplo, se venden como ciudad modernista, cuando sólo tienen un par de cosas, y nosotros, tenemos docenas de edificios modernistas, que debemos poner en valor.
 
¿Y de qué edificios modernistas estaríamos hablando?
Pues mira, aquí fue el feudo de Montaner, tenemos el Castillo de Santa Florentina, y luego muchos otros edificios con huella modernista como la casa Roura, que es un restaurante, o Villaflor, o el mismo cementerio municipal. Tenemos una riqueza muy importante y la debemos aprovechar.
 
Una riqueza que es compartida con otros municipios de la comarca
Y también debemos sacar provecho de ello. Ahora hemos asociado una ruta modernista con Mataró, por ejemplo, y creo que los ayuntamientos tenemos que ir hacia aquí, valorar nuestro patrimonio y unirnos para hacerlo atractivo.
 
¿Cómo veis el papel de los Consejos Comarcales?
Mire, creo que durante muchos años los Consejos Comarcales han tenido su función de ayuda al territorio, pero también pienso que a veces los Ayuntamientos podríamos solucionar muchos de los problemas que les planteábamos. Y por eso pienso que la ciudadanía a veces no entiende el exceso de entidades supramunicipales como los Consejos o las Diputaciones, por ejemplo. Y no estoy hablando de eliminarlas sino de optimizarlas, adecuarlas a la realidad actual.
 
Puestos a suprimir entes, también se plantea suprimir municipios. ¿Qué piensa?
En esto me opongo radicalmente, entre otras cosas porque un ciudadano cuando tiene un problema lo primero que hace es ir a un Ayuntamiento y si le dices que se vaya a la Diputación a solucionarlo el problema puede ser más grande. Sí, los Ayuntamientos deben existir aunque sea en municipios pequeños: lo encuentro absolutamente básico, pero repito, también debemos ser más eficientes. No le podemos decir al ciudadano que viene con un problema que pregunte al Consejo Comarcal, lo tenemos que solucionar nosotros. Los Ayuntamientos, por pequeños que sean, hacen una tarea esencial en la vida del ciudadano.
 
¿No podría provocar despoblación en algunos lugares donde se aplicara?
Sí, esto también podría ocurrir. Si por ejemplo el municipio de Sant Pol o Sant Cebrià de Vallalta dependiera de Canet, podría ocurrir que si en el Instituto se rompe una persiana por ejemplo, mientras que la brigada de obras y servicios viene al día siguiente y la repara, con esta ley supondría que vendrían aquí y yo les tendría que decir: "Oiga, eso no depende de mí, yo no tengo presupuesto para ello, vaya al Departamento y que lo arreglen". Y es muy posible que pasara todo el curso, y aquella persiana continuara sin arreglarse. Así que deberíamos ser muy cuidadosos en cómo reorganizamos el mundo local, porque lo que hará es que muchas de las cosas que hacemos en los Ayuntamientos se dejen de hacer y esto será preocupante.
 
Quizás sea que estas reformas se hacen desde un despacho, y no en base a la realidad
Esto por supuesto. Cuando las reformas se hacen desde un despacho de Madrid, obviando absolutamente el territorio y por un interés claramente político, lo que se hace es vaciar de contenido el mundo local, que al final es el eje de un país. Y creo que son los pueblos pequeños los que al final con su gente y su fuerza hacen que la gente tenga conciencia de pueblo y de país.
 
Y no podemos obviar la importancia de los ayuntamientos
De los ayuntamientos, sí, pero también de la gente que hacemos política municipal, sean alcaldes o concejales. A veces, cuando alguien te viene con un problema muy grave a nivel económico o de desahucio, saber que tienes el apoyo del alcalde o el concejal es imprescindible. Podrás o no solucionar el problema, pero el componente humano de un alcalde o regidor debe ser siempre muy patente. Y es lo que intento como representante de un municipio: la idea de que aquí no se trabaja sólo por un sueldo, sino por algo más.
 
Hemos visto que Canet pertenece a la Asociación de Municipios para la Independencia. ¿Cómo se trabaja para la independencia desde el ámbito municipal?
Pues mira, contribuyendo con todo lo que podemos. Aquí en Canet de los diecisiete concejales del Ayuntamiento, doce tenemos un claro acento nacional; no diría que independentista, pero sí nacional. Por lo tanto, con una clara tendencia de que algún día podremos decidir nuestro futuro y ayudar en el sentido de dar todo aquel apoyo logístico y a veces también económico tanto en la Asociación de Municipios por la Independencia como en la Asamblea Nacional Catalana. Entre otras cosas, porque es la mayoría del pueblo.
 
 
Jesús Marín i Hernàndez
Jesús Marín i Hernàndez
Alcalde de Canet de Mar