Josep Félix Ballesteros Casanova

Mover y dinamizar

"Ser alcalde es estar subido todo el día en el Dragon Khan"

El alcalde de Tarragona asegura que el AVE debe llegar a la ciudad, pero sobre todo, conectar con el resto del territorio. Y esto implica dinamizar y aprovechar todo lo que representa el tren para que se fomenten los viajes de negocios, los familiares, y el turismo.

Lunes, 18 de Mayo de 2009
Fin de comarca del Tarragonès, una de las capitales de Cataluña y una de las ciudades con un mayor patrimonio histórico del país, Tarragona cuenta actualmente con una población que sobrepasa los 142.000 habitantes y que está distribuida en poco más de 60 km2. Con un buen clima, buena cocina, y buenas comunicaciones, Tarragona quiere darse a conocer aún más. Y razón no les falta. Que el emperador Augusto lo hubiera elegido como residencia de verano no es ninguna casualidad.
"Tenemos un territorio que económicamente está bastante compensado, con un índice de desempleo muy inferior a la media. Podríamos decir que estamos en mejores condiciones para resistir la crisis que el resto, pero no dejemos de padecerla, está claro"

"El AVE debe llegar a la ciudad, pero sobre todo, conectar con el resto del territorio. Esto implica mover, mover y dinamizar y aprovechar todo lo que representa el tren para que se fomenten los viajes de negocios, los familiares, y el turismo"

"Tenemos una considerable riqueza patrimonial, medioambiental e histórica, pero al ser tan conformistas no la hemos vendido bastante. Necesitamos dar un salto cualitativo importante en la promoción de la ciudad, como han hecho Salamanca, Cuenca o Córdoba"
Como todos los Ayuntamientos, deben estar contentos con el dinero que el Gobierno Central decidió destinar a los Ayuntamientos.
Hombre, dentro del poco optimista que puede llegar a ser el año, esta es una medida ciertamente espectacular, de la que admito que yo fui crítico al principio, porque me parecía que era repartir confeti. Pero después, cuando vi que era la única manera que el dinero se inyectan directamente desde la Administración Pública a las empresas medianas y pequeñas, me di cuenta que era una buena medida.

Y las actuaciones beneficiarán a todos.
Claro. Las empresas serán las que harán las intervenciones de cerca de 24 millones de euros, que nos servirán para hacer unas 40-50 acciones importantes. Para que os hagáis una idea, nosotros tenemos ahora previsto hacer acciones por valores de unos 60 millones y esto significa que incrementa un 50% del presupuesto de inversiones. Además, como que por vía de urgencia, no hay que esperar. Sí es verdad que todo ello es un poco forzado, porque el dinero deberían haber venido de acuerdo con las comunidades autónomas y tal, pero nos permiten tener una inyección de dinero muy necesaria. Y eso es lo importante.

Como en todas partes, deben sufrir la crisis.
Sí, tenemos paro como en todas partes, pero sufrimos menos porque Tarragona o el Camp de Tarragona probablemente es uno de los pocos territorios donde tenemos un Multicultivo económico más variado y compensado. Hay un turismo potente con el buque insignia que representa de Port Aventura, pero también la marca Costa Dorada, sin olvidar el tema de la Química y la Petroquímica, y todas las industrias que se derivan. Y además, tenemos otro sector, que para nosotros es una gran oportunidad: el de la logística de la actividad portuaria, que supone entre un 10-12% del PIB.

Algo debe compensar la otra.
No es tan sencillo, pero sí, viene a ser eso. Cuando hay conflicto en alguno de los sectores, los otros nivelan. Ahora por ejemplo, es un momento en que la petroquímica está bajo mínimos porque no hay demanda de materiales. En cambio, el turismo, aunque no está creciendo, está sufriendo poco la crisis. El comercio se resiente, pero no excesivamente, sobre todo el de productos básicos. Y ahora tenemos inversiones de grupos de Dubai, de modo que dentro de dos años tenemos anunciada una inversión de 700 millones de euros de Repsol. Las perspectivas, pues, no son malas.

Además, tienen otros sectores colaterales, como la Universidad de Tarragona.
Sí, tenemos 13.000 alumnos en la Universidad Rovira i Virgili con todo lo que ello genera de actividad económica, de investigación, de parques tecnológicos y científicos. Y luego está todo el sector primario de alto valor añadido que es el Priorat, la avellana, el aceite ... Todo ello hace que tengamos un territorio de un mix económico bastante compensado, con un índice de desempleo muy inferior a la media catalana y española. Podríamos decir que estamos en mejores condiciones para resistir la crisis que el resto, pero no dejemos de padecerla, está claro.

El paso del AVE también les ha ayudado.

Yo soy muy crítico con la estación del AVE, pero reconozco que es una gran oportunidad. Me hubiera gustado que la estación estuviera dentro de la ciudad, como en Lérida, Barcelona o Gerona, cuando esté, y no fuera, porque es un error histórico que ya no reparar, ya que estas inversiones se hacen cada 75 años. Así que lo que debemos hacer es aprovechar que llegue lo más cerca posible de la ciudad y sobre todo, que conecte con el resto del territorio. Esto implica mover, mover y dinamizar y aprovechar todo lo que representa el tren para que se fomenten los viajes de negocios, los familiares, el turismo...

Tal vez el turismo es el que todavía no está demasiado explotado.
Y es claro. Con tiempo, se deberían haber hecho unos paquetes combinados para poder aprovechar la bajada de viajeros que hay el fin de semana. Es ideal que la gente que viene de Madrid y que está en dos horas o menos en Tarragona, pueda hacer un fin de semana en Port Aventura. Este es un paquete con el que tenemos que trabajar aún más, y creo que tiene un recorrido extraordinario.

Ya que estamos hablando de turismo, ustedes no necesitan promoción, al menos en cuanto al patrimonio de la ciudad.
Sí, tenemos una considerable riqueza patrimonial, medioambiental e histórica, pero al ser tan conformistas no la hemos vendido bastante. Mira, estoy harto oír gente que me dice "Caramba, qué ciudad más bonita que tenéis", no por lo que dicen, claro, eso nos gusta, sino porque lo descubren cuando vienen aquí. Necesitamos dar un salto cualitativo importante en la promoción de la ciudad, como han hecho Salamanca, Cuenca o Córdoba. La aprobación del plan de competitividad turística que está dotado con 4,2 millones de euros comportará este impulso que necesitamos.

Además, también lo pueden hacer a través de otras acciones, como candidatura de los Juegos del Mediterráneo del año 2017.
Tres cosas de hecho. La primera es el tema de los cruceros: tenemos como base el puerto de Tarragona, y esto nos lleva como oferta un paquete por el Mediterráneo, el mundo romano, El Modernismo de Tarragona y de Reus, Port Aventura, la Ruta del Císter y El Priorat. El otro es, efectivamente, la candidatura de los Juegos del Mediterráneo del año 2017, que según los que saben, tenemos muchas posibilidades. Y otra candidatura es la de Tarragona 2016 Capital de la Cultura. Para esta candidatura hay capitales españolas muy fuertes, pero lo estamos trabajando muy bien: estuvimos en Francia, en Frankfurt en la Feria del Libro, Milán, Génova, Roma, Berlín... y eso nos ha permitido situar en el mapa y tener un modelo de apuesta cultural para equipamientos, por actividad, y para producción propia.

¿Los ciudadanos acogen bien a la gente de fuera?
Hombre, piense que estamos acostumbrados a acoger gente desde hace 2.000 años (risas). Somos una ciudad que no vivimos exclusivamente de cara al turismo, pero tenemos una buena capacidad de acogida. Por la candidatura del 2016 tenemos 800 voluntarios, y por la del 2017 cerca de 1000. La idea es llegar a más de 20.000 y los conseguiremos, pero no sólo de Tarragona capital sino de todo el territorio.

Entre los ayuntamientos de la provincia hay sinergias pues.
Sí, de hecho hemos tenido muchas adhesiones, algunas solicitadas por nosotros y otras voluntarias por ambas candidaturas. Y tenemos que ir más allá. Si queremos ser una capital de Cataluña, por ejemplo, tenemos que estar allí cuando ésta me necesite, y si Barcelona necesita agua y nosotros tenemos, pues la damos, tal y como hicimos en su día.

¿El ciudadano se le acerca para pedirle cosas?
La proximidad es una de mis obsesiones, pero es uno de los ejes estratégicos de este gobierno. Esto quiere decir que yo estoy el 80% del tiempo fuera del despacho y el 20% en el despacho. Pienso que es la única garantía de no perder la realidad de vista, y de conocer la ciudad palmo a palmo. De esta manera, yo sé ahora los árboles que faltan en cada calle, allí donde hay agujeros, las calles que faltan por asfaltar, los que les fallan más las luces, allí donde hay más concentración de inmigrantes, allí donde hay más gente que sufre porque las situaciones no son demasiado buenas...

Las nuevas tecnologías también ayudan.
Sí, tengo un chat abierto y absolutamente libre cada mes con los ciudadanos, una línea directa a través de la radio y un programa también directo a través de la televisión, aparte de recibir muchísima gente a título personal. Y también hemos puesto en marcha, que no lo teníamos, la figura de Concejales de barrio, con unas horas de atención. Sea cual sea la demanda que hagan los ciudadanos y aunque no sea competencia municipal, la canalizamos nosotros mismos. Y eso está dando muy buen resultado, aunque ahora nos viene mucha gente a pedir trabajo para los hijos.

Pues sí que debe conocer la ciudad a la perfección.
Y tanto. Además, hace tres años hice una estancia en cada barrio. Y ahora, en el tercer año de este mandato lo pienso volver a repetir. Lo que hice es estar una semana viviendo en cada barrio, y fue una experiencia extraordinaria. M'allotjava gente voluntaria, y desde el barrio iba a trabajar, cogía el autobús, compraba el pan. Esto lo hizo en Paqual Maragall hace muchos años me explicó en cierta ocasión. Al principio pensé que era una iniciativa extraña, pero realmente es la manera de saber cómo se vive, cuál es el precio del pan, si las líneas de autobús van bien, si las salidas de las escuelas también están bien, allí donde ha huertos ilegales, donde hay prostitución, etc. Se detectan cosas y la gente te lo explica con confianza.

¿Ahora mismo que es lo que más preocupa al ciudadano?
El paro o la posibilidad de quedarse sin trabajo. Y después la limpieza, la necesidad de tener una ciudad más limpia. En un año hemos hecho un 35% más de esfuerzo en limpieza, y se nota, pero no suficiente para que entre otras cosas depende del Ayuntamiento, pero también que el ciudadano sea cívico. Una vez al mes voy a las escuelas, ya los niños les explico que los papeles no se deben tirar en el suelo.

¿Qué es para usted ser alcalde?
Ser alcalde es estar subido al Dragon Khan todo el día. Nunca sabes si estás boca arriba o boca abajo, y haces tantas cosas y tan diferentes que resulta todo muy intenso. Ahora estoy hablando con usted y de ahí nada estaré con una señora que tiene un problema con su hijo. Y al cabo de dos minutos, recibiré a un empresario que quiere invertir mucho dinero en la ciudad. Un día estás dando una conferencia no sé donde, y por la tarde estás a misa porque se ha muerto un vecino. Mire, cuando yo era muy jovencito, con 27 años, era concejal y le invité a Tarradelles por las fiestas y me dijo: "El envidio, porque yo no llegaré nunca a ser alcalde de mi pueblo y usted puede llegar para que los auténticos políticos deben empezar siendo alcaldes para pisar realidad ". Pienso que es una gran verdad. Todos los aciertos se ven enseguida, pero los errores también.

Es muy vocacional, esta profesión.
Sí, porque si no pones pasión, por dinero no lo haces, seguro. Ser alcalde es poder hacer, desde un lugar privilegiado, todo lo que sabes para tu ciudad, y verlo cada día. Esto desde el Parlamento no se puede ver.

¿Y quiere llegar más arriba como político?

Yo ya he llegado a la cima. De verdad que no necesito nada más: hago un trabajo aquí que me gusta mucho. A lo que aspiro es a jubilarse como profesor que es lo que soy, y acabar el doctorado.

¿Le ha ayudado el ser profesor?

Sí, porque si en política no te sabes explicar, no sirve de mucho lo que haces. A mí me ayuda mucho el hecho de haber explicado durante años muchas materias y muchas asignaturas porque sabes cómo hacer comprensibles las cosas, adaptando el mensaje, y mantener diferentes registros con la misma dignidad.

¿Cómo se define?

Yo ahora soy alcalde que fui profesor y espero ser profesor que fui alcalde.
Josep Félix Ballesteros Casanova
Josep Félix Ballesteros Casanova
Alcalde de Tarragona