Xavier Trias

"Barcelona tiene una de las marcas de ciudad más potentes del mundo"

Miércoles, 19 de Febrero de 2014
"Los políticos debemos apostar por la transparencia y no debemos engañar a la gente. Aunque lo que tengamos que decir no les guste. Siempre he tenido el convencimiento de que si las cosas se explican bien, aunque a veces no se compartan, se pueden llegar a entender"
 
"La candidatura Barcelona-Pirineos es un proyecto muy potente y muy ambicioso. Ahora sabemos que en 2026 tenemos más posibilidades de éxito. Por eso tenemos que saber aprovechar este margen que tenemos para madurar aún más el proyecto, conseguir el máximo consenso y, sobre todo, promocionar los deportes de invierno en nuestro país desde la base"
 
"Cataluña debe ser lo que decidan el conjunto de catalanes y catalanas libremente y su decisión debe respetarse. Esto quiere decir que, primero de todo, hace falta una mayoría social muy amplia que apoye la independencia"
¿Qué hace un médico pediatra al frente de un Ayuntamiento como el de Barcelona? ¿Cuál ha sido su recorrido vital?
Un médico y un alcalde comparten un objetivo común: la atención a las personas. Esta es mi prioridad al frente del Ayuntamiento de Barcelona, atender a las personas, especialmente las más vulnerables en estos momentos tan complejos que estamos viviendo.
 
De hecho, a lo largo de mi trayectoria profesional y política, siempre he querido trabajar para mejorar el bienestar de las personas y la calidad de vida en Barcelona, la ciudad donde nací y donde vivo con mi familia.
 
Lo hice primero como consejero de Sanidad durante dos legislaturas, de 1988 al 1996, en el que luchamos mucho para construir el actual sistema sanitario catalán. Luego como consejero de Presidencia, de 1996 al 2000, con la creación del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) o mejorando el régimen laboral de los funcionarios de la Generalitat. O posteriormente desde Madrid, cuando fui presidente y portavoz del Grupo Parlamentario Catalán (CiU) en el Congreso.
 
Pero de todas estas responsabilidades, les puedo asegurar que ser alcalde de Barcelona es la que me ha hecho más ilusión. Porque es mi ciudad, la ciudad que amo, y donde puedo trabajar más cerca de la gente.
 
Barcelona es una ciudad con una gran proyección internacional, al lado de grandes capitales como Nueva York, Londres, París o Beijing. ¿Esta gran marca de ciudad va acompañada de un régimen jurídico y una financiación adecuada para poder desplegar todas sus potencialidades?
En efecto, Barcelona tiene una de las marcas de ciudad más potentes del mundo y debemos aprovecharla como uno de sus principales activos a nivel internacional. Como ciudad de cultura, conocimiento, creatividad, innovación y bienestar, se nos reconoce cada vez más como un lugar ideal para crear riqueza y generar empleo, y en gran parte esto es debido a que la marca Barcelona genera confianza y simpatía en todo el mundo.
 
Barcelona tiene un régimen jurídico propio, la Carta Municipal, que nos ayuda a ejercer nuestro rol como motor económico del Sur de Europa y del Mediterráneo. Pero tenemos que seguir trabajando para mejorar nuestro sistema de financiación. Por ejemplo, participando del IVA que se recauda en Barcelona procedente del turismo. Debemos conseguir que el éxito de la marca Barcelona revierta en el bienestar y la calidad de vida de las personas.
 
En estos momentos tan complejos, ¿tener que ejercer su rol como capital de Cataluña y motor económico del país puede restarle velocidad a Barcelona?
¿Restar velocidad? Todo lo contrario. El potencial que tiene el país nos da aún más impulso, en Barcelona y en el conjunto del Área Metropolitana, para convertirse en punta de lanza de la recuperación económica. Acabo de volver de un viaje, donde he acompañado al presidente Mas para explorar nuevas vías de colaboración empresarial y comercial con Israel. El resultado no puede ser más positivo. Proyectándonos como polo de conocimiento y de innovación de referencia internacional, he podido confirmar que cuando Cataluña y Barcelona van de la mano somos imparables.
 
¿Cuáles son los sectores económicos más competitivos de Barcelona ? ¿Cuál es su impacto en relación a la implantación de nuevas empresas y creación de puestos de trabajo?
Barcelona tiene una economía muy diversificada con sectores tradicionales muy competitivos, como el comercio, la industria, los servicios, el turismo, o las nuevas tecnologías.
 
Somos una ciudad que apuesta también por sectores estratégicos de futuro, como las tecnologías móviles, las smart cities, el vehículo eléctrico, la economía verde, la biomedicina, la agroalimentación, la náutica o la logística. Sin duda, el trabajo intensivo que hacemos en la promoción e implantación de estos sectores contribuye a la recuperación económica.
 
Hay algunos datos que nos confirman que vamos por buen camino en esta apuesta conjunta. Este año, entre enero y agosto se han constituido más de 5.000 nuevas empresas en Barcelona, un 6% más respecto del 2012, y nuestra ciudad ha atraído el 50 % de los proyectos de inversión extranjera de toda Cataluña.
 
También están creciendo las exportaciones. El Área Metropolitana de Barcelona concentra el 20% de las exportaciones españolas y el 27,1% de las de alto contenido tecnológico. El Puerto de Barcelona también ha mantenido un importante ritmo de crecimiento durante la primera mitad de 2013, con un incremento del 12%.
 
Las obras que habrá por toda la ciudad en el año 2014, ¿no pondrán Barcelona hacia abajo?
Inevitablemente. Pero esto también sucede cuando se hacen obras en casa. Hay unos días en que no estás tan cómodo y tienes que convivir con algunas molestias, pero después te sientes más a gusto con las mejoras que has hecho.
 
Las obras que estamos llevando a cabo en Barcelona responden al firme compromiso del actual gobierno municipal de hacer llegar la máxima calidad urbana en todos los barrios de la ciudad. Estamos trabajando, a través de una comisión de coordinación de obras, para que estas molestias afecten al mínimo la vida diaria de los barceloneses y las barcelonesas. Pero debemos tener un poco de paciencia porque, estoy seguro, después tendremos una ciudad mejor y nos sentiremos aún más orgullosos de Barcelona.
 
Barcelona tiene una situación económica y financiera envidiable. ¿En qué medida ha influido la gestión que se hizo en el anterior mandato, encabezada por el alcalde Jordi Hereu?
Nunca he tenido ningún inconveniente en reconocer que la gestión económica y financiera del Ayuntamiento siempre ha sido muy buena. Las cosas como son. Y el alcalde Hereu lo lideró en el anterior mandato, sin lugar a dudas.
 
Ahora bien, cuando tomé posesión como alcalde hace más de dos años, también tenía claro que todavía podíamos hacerlo mejor y vi la necesidad de introducir nuevas maneras de hacer en el Ayuntamiento.
 
Dos años después estamos consolidando un nuevo modelo de hacer política y de gestión pública en la ciudad de Barcelona. En un entorno económico adverso, somos una ciudad solvente, que hace déficit cero, que paga a sus proveedores a menos de 30 días y, gracias al ahorro bruto, en el 2014 podremos hacer una inversión de 426M de euros. Me siento muy satisfecho de la actual situación económica y financiera del Ayuntamiento.
 
¿Se presentará a las elecciones municipales del 2015?
Siempre he dicho que me planteo la Alcaldía de Barcelona como un proyecto personal de 8 años y que la apuesta de ciudad que estamos haciendo es aún a más largo plazo, a 15 y 20 años vista.
 
Muchas personas piensan que el lenguaje de los políticos no es suficientemente claro. ¿Está de acuerdo?
No se puede generalizar. Hay políticos más claros y otros no lo son tanto. Pero sí estoy de acuerdo con una cosa: los políticos debemos apostar por la transparencia y no debemos engañar a la gente. Aunque lo que tengamos que decir no les guste. Siempre he tenido el convencimiento de que si las cosas se explican bien, aunque a veces no se compartan, se pueden llegar a entender.
 
¿Quién toma realmente las decisiones importantes en Barcelona, una ciudad donde puede haber intereses tan diversos? El Alcalde, los funcionarios, las empresas, los medios de comunicación...?
El gobierno es un ejercicio colegiado y una responsabilidad compartida. Ciertamente, mucha gente dice la suya y mi deber como alcalde es escuchar a todos. Pero las decisiones las toma el alcalde con su equipo de gobierno.
 
Dicho esto, nuestra manera de hacer es la de la corresponsabilidad. La colaboración público -privada, el trabajo conjunto con el Tercer Sector, el fomento de la participación ciudadana. ¿Sabe por qué? Porque Barcelona es un proyecto compartido que construimos entre todos día a día, cada uno desde su ámbito. Y si trabajamos juntos, saldremos mejor adelante.
 
¿Cree realmente que Barcelona llegará a vivir unos Juegos Olímpicos de Invierno?
No tengo ninguna duda. La candidatura Barcelona-Pirineos es un proyecto muy potente y muy ambicioso. Es un proyecto ganador. Y ahora sabemos que en el 2026 tenemos más posibilidades de éxito. Por eso hemos de saber aprovechar este margen que tenemos para madurar aún más el proyecto, conseguir el máximo consenso de los grupos políticos y, sobre todo, promocionar los deportes de invierno en nuestro país desde la base.
 
El pasado Once de Septiembre participó en la Vía Catalana. ¿Esto quiere decir que es partidario de la independencia de Cataluña?
Participé en la Vía Catalana porque Cataluña tiene derecho a decidir su futuro como nación y cuál debe ser nuestra relación con España.
 
Cataluña tiene que ser lo que decidan el conjunto de catalanes y catalanas libremente y su decisión debe respetarse. Esto quiere decir que, primero de todo, hace falta una mayoría social muy amplia que apoye la independencia.
 
¿Qué evolución está teniendo el turismo en Barcelona? Número de turistas, pernoctaciones hoteleras, cruceros, atractivos culturales y deportivos...
El año pasado batió todos los records registrados: 7,5 millones de turistas y 16 millones de pernoctaciones hoteleras. Somos el quinto destino turístico europeo y competimos con fuerza con las principales capitales del mundo.
 
El aeropuerto del Prat recibió 35 millones de pasajeros en 2012, todo un récord histórico, y el Puerto de Barcelona, 2,5 millones de cruceristas. Somos el primer puerto de cruceros del Mediterráneo y el cuarto del mundo, sólo por detrás de los puertos del Caribe.
 
Como alcalde, me siento también muy satisfecho de que el turismo sea cada vez más un sector muy bien valorado por los barceloneses y barcelonesas. El 96% considera que el turismo es beneficioso para la ciudad y el 72% opina que la ciudad debe atraer más turistas.
 
Esto quiere decir que los esfuerzos que estamos haciendo para que sea una actividad económica sostenible, comienzan a dar frutos que debemos seguir apostando por la armonía entre la actividad turística y la calidad de vida de las personas.
 
Pero sobre todo debemos seguir potenciando el turismo de congresos a través de la celebración de ferias y congresos de nivel internacional (Mobile World Congress, Smart City Expo o Salón del Automóvil), y de eventos deportivos y culturales (Campeonatos del Mundo de natación, Primavera Sound, Sónar...).
 
¿Qué valores cree que deberíamos recuperar como sociedad para que Barcelona y Cataluña pudieran encarar el futuro con confianza?
Los valores que siempre nos han caracterizado como ciudad y como país, y en los que hemos de construir los proyectos de presente y de futuro: el esfuerzo, el emprendimiento, la solidaridad, el espíritu de superación, la creatividad y la innovación.