Joan Ramon Casals

"Nuestra obligación es intentar hacer un gobierno más estable y sólido"


"Los ayuntamientos ahorran mucho dinero si hay gente que gestiona bien"

Martes, 01 de Abril de 2014
Los molinos se construyeron por orden del rey de Aragón y conde de Barcelona, Alfonso II, el año 1188. Con el tiempo, el núcleo de población fue creciendo hasta convertirse en una zona estratégica, comercialmente, gracias a los intercambios entre Madrid y Barcelona, y también de otros pueblos de alrededor. Molins de Rei se encuentra dentro de la comarca del Baix Llobregat y tiene casi 25.000 habitantes con una extensión de casi 16km2. El municipio está dentro del ámbito del Parque Natural de Collserola, donde se puede llegar paseando.


"Molins de Rei es el municipio del Baix Llobregat que tiene más recursos, tanto laborales, como asistenciales y de residencia para personas con discapacidad" 
 
"Se puede mejorar el trabajo por parte de todos y los ayuntamientos tenemos que seguir haciendo muy bien las cosas" 
 
"El comercio es uno de los puntos fuertes del municipio, genera una vida muy cohesionada y rica dentro del pueblo" 
 
"Tenemos la obligación de ser imparciales, para que todos puedan opinar libremente a la consulta"

"Intentar hacer un gobierno más estable y sólido es una de las obligaciones que tenemos la gente que estamos en la política, especialmente en la municipal"
Hace muchos años que está vinculado a la política municipal...
Sí, llevo muchos: he sido concejal en diferentes momentos aquí, en el Ayuntamiento de Molins de Rei, y antes de ser alcalde del municipio era el Primer Teniente de Alcalde. Además, soy el responsable de política municipal de Convergencia, cargo que, desde hace más de seis meses, compagino con la alcaldía.
 
¿Desde hace seis meses?
Sí, el resultado de las municipales dio por primera vez la victoria a CiU, pero con un Pleno muy atomizado: tenemos 5 concejales de 21. Además, la legislatura se presentaba complicada, ya que la crisis afecta de forma contundente en Molins de Rei. Por ello, y poniendo por delante los intereses del municipio, tomamos la decisión de gobernar por medio de una sociovergencia. Hubiera sido alcalde cuatro años, pero renuncié a dos para intentar hacer un gobierno más estable y sólido, que es una de las obligaciones que tenemos la gente que nos dedicamos a la política, especialmente a la municipal. Nos habíamos comprometido a gobernar bien, y estamos muy satisfechos, nos entendemos bastante bien y la gente está satisfecha.
 
Molins de Rei pertenece al Parque de Collserola en un porcentaje muy alto, ¿verdad?
El 80% del término municipal forma parte de Collserola y otro porcentaje es parque agrario. Vivimos protegidos por parques, a la vez que estamos rodeados del área metropolitana, trenes, autopistas y autovías, fábricas, polígonos... La población entiende el Parque de Collserola como un parque de la ciudadanía. Por lo tanto, debemos ser capaces de adaptar bien la normativa del Parque Natural, más pensada para un parque fuera de un área metropolitana, y el deseo de los ciudadanos de disfrutar lo máximo posible. Entre todos debemos tratar de preservar los parques, que es lo que da calidad de vida a nuestros vecinos.
 
¿Qué hace diferente a Molins de Rei?
Rápidamente, es el mejor pueblo de Cataluña. Tiene un nivel de calidad de vida muy alto y es uno de los pueblos con más entidades: cuenta con una vida asociativa y civil muy dinámica, transversal y variada. El comercio es uno de los puntos fuertes del municipio porque es muy superior a nuestro número de habitantes y genera una vida muy cohesionada y rica dentro del pueblo. Realmente, no es un pueblo que tenga grandes monumentos, pero sí destacaría los edificios de la Federación Obrera, el de Fomento Artístico o el de Juventud Católica.
 
¿Y dónde se concentra el comercio y otros servicios?
El centro de la Villa de Molins de Rei es muy potente y hay una concentración muy elevada de comercios, lo cual puede generar que según qué tipo de negocio no tenga salida a un barrio. Por ejemplo, en el barrio de La Granja inicialmente sí que nos encontramos con que sólo abría un tipo de establecimiento, bares y restaurantes; por lo que promovimos una normativa para fomentar la instalación de otros negocios. De todos modos, esta realidad no genera un problema real en el municipio. Además, el bus urbano facilita la movilidad, la gente del municipio quiere venir a comprar y le gusta moverse por el centro, porque el centro de la Villa es una de las claves de lo que somos.
 
La población del municipio tiene un gran potencial deportivo
Sí, el deporte es uno de los puntos donde destaca Molins de Rei y nos ayuda a promocionar la villa. De aquí han salido deportistas importantes, capaces de ganar el Dakar en su categoría, de jugar a hockey en muchos lugares, de ser campeones olímpicos en waterpolo... También destacamos en deportes minoritarios como son la halterofilia o el wateropolo femenino. El deporte es una buena herramienta de integración, cohesión social y convivencia.
 
Interesante. ¿Cómo se gestiona la integración de la población que viene de fuera? ¿Hay una buena adaptación?
El proyecto es ser una sociedad integradora, donde todos los catalanes, que somos los que vivimos y trabajamos en Cataluña, nos hemos de integrar y hacer el esfuerzo de dar ejemplo y demostrar que estamos dispuestos a dar oportunidades. Eso sí, deben entenderse algunas cosas, como que somos un país y que aquí la lengua es el catalán, que hay unas costumbres... Hay que hacer esfuerzos y renuncias por parte de todos. El nivel de integración es alto, especialmente en las inmigraciones de los años sesenta y los ochenta. Toda la gente de Molins de Rei se ha volcado siempre en la vida asociativa, la cual hace que el nivel de integración sea probablemente de un 99% (siempre hay alguien que no quiere adaptarse). Esto puede ser debido al tamaño del municipio y también a la voluntad de integrarse. En los últimos diez años, la inmigración es mayoritariamente de origen sudamericano. Además, hay inmigración procedente del Magreb. Pero Molins de Rei tiene alrededor de un 9% de inmigración, que es un tanto por ciento inferior a la media de Cataluña y la del entorno.
 
¿Y genera algún problema a la hora de gestionar centros de culto dentro de la población?
Ahora mismo tenemos el tema sobre la mesa: estamos regulándolo mediante una normativa urbanística para establecer un sistema para la ubicación de los centros de culto en nuestro municipio. Algunas condiciones que se contemplan para las diferentes comunidades religiosas son, por ejemplo, que dispongan de edificios de uso exclusivo religioso, y que, si no es posible, se instalen en plantas bajas, y sobre todo que haya consenso con los vecinos.
 
¿Cómo se trabaja desde el Ayuntamiento para ayudar en este tiempo de crisis?
De muchas maneras, desgraciadamente no llegamos a todo lo que nos gustaría, porque la crisis está siendo muy dura. Nuestra prioridad es ayudar a la gente que lo pasa mal, primero, con becas comedor. El Ayuntamiento cubre todas las becas que cuentan con la puntuación para tenerla. También estamos invirtiendo 50.000 euros más en el presupuesto de servicios a las personas mayores para cubrir el total de la demanda. Además, toda la ayuda que otras administraciones ya no pueden prestar a las guarderías, la hemos asumido desde el Ayuntamiento. Y las ayudas para emergencias sociales también se han incrementado.
 
Ahí es nada...
La clave está en el Consejo de la Crisis Económica, un grupo que creamos para reunirnos todas las entidades de Molins de Rei (partidos políticos y una representación de todos los empresarios, sindicatos, asociaciones de vecinos...) para marcar las prioridades del municipio, tanto económicas como, sobre todo, sociales. Trabajar de forma transversal y juntar esfuerzos ha permitido, por ejemplo, que el Ayuntamiento ponga dos pisos sociales para gente que se queda sin casa o no puede pagar el alquiler o la hipoteca. También Caritas pondrá en marcha 10 habitaciones sociales más en Molins de Rei, y la Cruz Roja ha puesto en marcha un punto de asistencia familiar, gracias a un convenio con el Ayuntamiento. También hay gente que tiene problemas debidos a discapacidades físicas o psíquicas, para quien disponemos de la sede de la Federación COM, para que encuentren trabajo, y de una fundación, DACOSU, que ofrece talleres ocupacionales a las personas con discapacidad, además de vivienda. Molins de Rei es el municipio del Baix Llobregat que tiene más recursos, tanto laborales, como asistenciales y de residencia para personas con discapacidad. Y todo esto ofreciendo más servicios con 2 millones de euros menos. Si se tienen claras las prioridades se pueden hacer muchas cosas, todo es gestionar bien.
 
Y en ámbitos de formación, ¿cómo son las escuelas o la empresa, de qué manera se ayuda desde la principal entidad municipal?
De muchas maneras. Por un lado, en el ámbito educativo, a veces suplimos , siempre de forma correcta y negociada, a las administraciones en el mantenimiento y otras competencias. Tenemos la suerte de contar con un nivel de éxito escolar de los más altos del país, gracias a que los equipos educativos trabajan muy bien y por la presencia de muchas AMPA's. Desde el Ayuntamiento hacemos muchos planes de formación ocupacional: contamos con el SESCET, uno de los mejores en materia de inserción laboral. También damos mucha importancia a los planes educativos para ayudar a complementar los créditos escolares. Si desde los ayuntamientos se hacen bien las cosas, puedes ayudar a que la economía salga. Por otra parte, debemos ayudar a nuestras empresas fomentando la creación de puestos de trabajo. En el Baix Llobregat, uno de los problemas es la pérdida de puestos de trabajo por falta de inversiones del Estado español en nuestra comarca. Las administraciones tenemos que invertir donde toca y cuando toca. Se puede mejorar el trabajo por parte de todos y, los ayuntamientos tenemos que seguir haciendo muy bien las cosas. Concretamente, en Molins de Rei hemos hecho varias inversiones en todo tipo de equipamientos y obras, todas con empresas de nuestro municipio o la comarca, con cero euros de endeudamiento por parte del Ayuntamiento. En pocos días empieza una y en marzo otra, ambas de un millón de euros. Además, intentamos pagar bien a nuestros proveedores, que han de ser mayoritariamente de nuestro municipio. También estamos haciendo planes de empleo cada seis meses en nuestro municipio para dar trabajo a la gente de Molins de Rei. Yo siempre digo: "Lo mejor que podemos hacer la gente de Molins de Rei para salir de la crisis es comprar en Molins de Rei, porque lo que genera más puestos de trabajo es el comercio de nuestra villa".
 
Por tanto, es importante fomentar la participación de los ciudadanos, hacer que se den cuenta de la necesidad y el deber de trabajar por el municipio, ¿verdad?
Y tanto. La gente cada vez es más consciente de que debe implicarse y colaborar más. Las nuevas tecnologías ayudan mucho en este punto: aportan capacidad de informar, siempre de forma veraz y transparente, también acercan y facilitan el contacto con la administración. Es importante esta relación entre administración y ciudadano porque quien termina marcando las prioridades políticas y presupuestarias del Ayuntamiento de Molins de Rei, no sólo somos los políticos, lo hacemos conjuntamente con la población, a través del Consejo, priorizando la recuperación económica y el ámbito social.
 
¿Y qué piensa de la reforma de las Administraciones Locales, en concreto la de la supresión de municipios?
No pienso que deban suprimir los municipios porque somos la administración más cercana al ciudadano y sabemos realmente qué es lo que necesita. Además, si alguien lo estudia, los ayuntamientos ahorran mucho dinero si hay gente que gestiona bien. Antes deberían suprimir administraciones del Estado. En Molins de Rei, por ejemplo, hay seis administraciones para nuestras competencias cuando podrían haber tres: el municipio, el Consejo Comarcal y la Diputación o el área metropolitana, la que se elija. El gobierno es la Generalitat, porque de otra manera nos complicamos la vida: hay demasiadas administraciones por medio, pero ayuntamientos no sobra ni uno.
 
¿Qué cree que se debería hacer, pues?
Se debe definir bien qué es lo que debe hacer cada una de las organizaciones supralocales, los órganos intermedios, porque estos no son órganos elegidos directamente por la gente. Su misión es muy simple: ayudar a los ayuntamientos a hacer nuestro trabajo. Luego también hay cosas buenas en la Ley, como intentar reforzar los consejos comarcales, que son una buena administración supralocal.
 
¿Molins de Rei apuesta por la soberanía fiscal?
Correcto. Tenemos muy claro que si queremos defender los intereses de los ciudadanos se ha de defender la independencia de nuestro país. Los ciudadanos de Molins de Rei están pagando impuestos para tener mejores servicios sanitarios y educativos, para hacer políticas de inversión, pero el dinero se van a otros lugares, se priorizan cosas que no son el servicio a la gente. Trabajar por la independencia de mi país es lo que hacemos desde el Ayuntamiento de Molins de Rei , y una parte muy importante es la soberanía fiscal.
 
Por tanto, no hace falta decir que el derecho a decidir sí.
Siempre tiene un consenso absolutamente mayoritario. Por eso, lo que tenemos que hacer los políticos es trabajar. Calculo que es alrededor de un 80% la gente que quiere votar. También la gente que va a votar que no ve absolutamente indefendible que el gobierno de España no nos deje decidir.
 
Como municipio que pertenece a la Asociación de Municipios para la Independencia, ¿qué hacen desde el ámbito municipal para la independencia de Cataluña?
Dar ejemplo y hacer bien las cosas. La clave es concienciar a la gente, sobre todo en el ámbito del derecho a decidir, hablando con la gente, dando información, respondiendo dudas y promoviendo actos desde el Ayuntamiento, siempre con la máxima información y transparencia. Como Ayuntamiento, reclamamos al Estado poder realizar la consulta y apoyamos siempre a la Generalitat de Cataluña. Pero al mismo tiempo tenemos la obligación de ser imparciales para que todos puedan opinar libremente y reivindicar muy claramente nuestros derechos nacionales.
 
¿Qué cree que debe hacer el Presidente de la Generalitat?
Pienso que lo está haciendo muy bien. Hace todo lo posible para que los ciudadanos de nuestro país puedan pronunciarse en las urnas. Además, tenemos suficiente apoyo del Parlamento de Cataluña, la representación del pueblo, para llevar adelante la consulta sin pactar con el Estado español. Y... si el Estado impide de forma contundente la consulta, se deberían hacer unas elecciones plebiscitarias. Estoy convencido de que saldremos adelante.