Alcaldesa de Castellbisbal

Dolors Conde

"No todos somos iguales. Hacer una ley lineal para todos es complicado"



"La participación ciudadana en estos momentos es clave para los Ayuntamientos"


Martes, 08 de Abril de 2014
Situado en el Vallès Occidental a menos de 30km de Barcelona, Castellbisbal es un municipio dinámico y acogedor con casi 12.500 habitantes distribuidos en 31 km2. Es un pueblo cargado de historia, empezando por su nombre, el Castillo del Obispo. Con restos que datan de hace 4.000 años, el municipio articula alrededor de 18 núcleos. Todo esto forma parte de la historia del pueblo, como también es parte el pasado de época romana que ha dejado su huella en el arco romano y el Puente del Diablo, o diferentes conflictos bélicos que desgraciadamente también nos han dejado el rastro de su paso por estas tierras, como es el caso de la torre de defensa, la llamada torre Fossada. Hablamos con su alcaldesa, la primera que tiene el municipio.


"Hoy una señora por la calle me decía que tenía un problema, si suprimimos los Ayuntamientos, estos problemas pueden ser muy escasos para los que están arriba, pero para los que estamos aquí día a día y escuchamos a la gente son importantes" 
 
"Ahora es el momento de hablar del encaje Cataluña-España, hay un antes y un después, el pueblo quiere decidir sobre su futuro, y eso el Sr. Rajoy lo debería escuchar"
 
"La LRSAL es un ataque a la autonomía local, y además lo que más mal sabe es que al final a quien acaba repercutiendo es al ciudadano, y quien se verá afectado es el ciudadano" 
 
"Deberíamos mirar más el mundo local, cómo funciona y escuchar. Y quizás muchas de las cosas que se hacen, aplicarlas más arriba. No empezar la casa desde el techo sino desde los cimientos de abajo hacia arriba, y quizás sí que cambiarían muchas cosas"
El gobierno municipal del Ayuntamiento de Castellbisbal es sociovergente.
Sí, tenemos un pacto en que compartimos la alcaldía. Los dos primeros años ha estado en el mandato Conchi Llurba, de CIU, y esta segunda parte desde el 11 de junio soy yo la alcaldesa del PSC.
 
Este acuerdo está basado en unos ejes de trabajo muy definidos que dan prioridad a las políticas de empleo, a la enseñanza y a los servicios sociales.
Efectivamente. Ahora mismo estamos desarrollando el pacto por el empleo, que es un proyecto importante y pionero en Castellbisbal marcado por unas prioridades y acciones concretas para generar puestos de trabajo, y donde tenemos un tejido industrial muy importante. Después la enseñanza, tenemos cinco centros de educación primaria y secundaria y lo que hacemos es dar todo el apoyo que podemos en temas de mantenimiento y subvenciones. Y nuestra prioridad absoluta, los servicios sociales, en que intentamos atender día a día las personas que lo pasan mal. De hecho, el perfil de hace dos o tres años ha cambiado mucho, ahora es el de familias con 2 ó 3 hijos que ambos han perdido el trabajo y que no tienen la posibilidad de encontrar uno y necesitan que les ayuden.
 
No debe ser fácil para aquellos que no pueden seguir. ¿Qué hacéis desde el Ayuntamiento?
Dentro de los servicios sociales tenemos la atención a la gente mayor, donde está el SAT. Después hay una parte más lúdica que tiene muy buena acogida que es la Semana de la gente mayor, y sí que es verdad que se han ido adaptando a los tiempos pero yo pienso que es un espacio donde la gente mayor aparca un poco su día a día de ayudar a los hijos, a los nietos... y se lo dedican a ellos mismos y lo agradecen mucho. También hemos dado becas de comedor para aquellos que el Consejo Comarcal no les había podido dar.
 
¿Nos podría dar más detalles sobre el proyecto de ocupación pionero del que hablaba antes?
Y tanto. Hay varias fases. Ahora mismo estamos en la fase donde la Diputación ha hecho un estudio del mercado de trabajo, que dice que mayoritariamente la gente que tenemos de la bolsa de trabajo viene del sector de los servicios, y después de la construcción. Y lo que haremos es una mesa de trabajo, y con este estudio y el presupuesto que tenemos, marcar dos o tres acciones concretas para salir adelante. Es un proyecto donde hay implicados muchos agentes sociales.
 
En Castellbisbal hay muchas zonas industriales alejadas del casco urbano, la seguridad ciudadana debe ser por tanto, un punto importante.
Sí, y la verdad es que la colaboración de la policía local con los cuerpos de Mossos de escuadra es muy buena. Aquí la seguridad yo diría que está de acuerdo con los tiempos que corren, es decir, tenemos y hemos tenido algún episodio de algún robo de empresas sobre todo, pero tenemos una buena policía local.
 
Supongo que ser una zona tan industrial potencia en cierto modo el tejido asociativo del municipio.
Mucho. El motor de Castellbisbal son las entidades culturales y deportivas. Tenemos aproximadamente una treintena de asociaciones culturales y una treintena de deportivas, y es un placer tenerlas porque cada vez son más participativas , se implican más, y de una manera más intensa. La verdad es que los fines de semana son bastante movidos porque hay muchos actos.
 
¿Tenéis escuela deportiva?
No, hace muchos años había una escuela deportiva municipal, pero ahora cada entidad, de fútbol, de baloncesto, tiene su propia escuela.
 
¿Y de idiomas?
Privadas sí, y funcionan.
 
No deja de ser curioso que Castellbisbal tenga dieciocho núcleos y siete urbanizaciones.
Sí, pero el hecho de que hayan tantas urbanizaciones y dispersas, complica la prestación de servicios y el incremento de costes, sobre todo con el tema de comunicaciones y líneas de bus urbano. Sin embargo, poco a poco las urbanizaciones se van integrando a las actividades. Tenemos un sector que es uno de los más alejados y con más población que es el sector Can Santeugini, Can Nicolau y Costa Blanca que a pesar de tener su local social, participan bastante con la vida del pueblo.  
 
¿Entonces cómo gestionáis el transporte público?
Pues tenemos un sistema de transporte urbano que es un autobús que hace de lanzadera hacia la estación, y a la vez tenemos alguna línea más que conecta las urbanizaciones con el casco urbano. Es un servicio deficitario pero necesario para facilitar el transporte para aquellos que trabajan o estudian fuera, y hombre, con la remodelación de la estación de hace seis o siete años hemos pasado de no tener trenes que pararan con frecuencia a tener trenes cada 10 minutos.
 
Siguiendo con la misma línea, ¿qué impacto ha tenido la conexión entre la A2 y la AP7 en el municipio?
A nivel social y económico importantísimo porque era y es una infraestructura necesaria no sólo para la comarca sino para el país. Estamos muy satisfechos porque han retomado las obras a toda máquina desde el mes de septiembre, que desde 2010 estaban paradas y hasta ahora hacíamos pequeños trabajos de mantenimiento. La dirección de obras tiene previsto que estén terminadas a principios de 2016, una buena noticia ya que hay empresas que vienen por esta conexión estratégica.
 
Hablamos de las finanzas municipales.
Bien, el Ayuntamiento de Castellbisbal siempre ha sido muy saneado, somos bastante privilegiados en la comarca en este sentido. Cerramos con superávit pero lamentablemente no hemos podido revertir con más servicios o con la mejora de éstos porque hay una ley estatal que nos lo prohíbe.
 
La nueva ley municipalista del Estado complica el mundo local, pues
Efectivamente, sobre todo a los ayuntamientos, y es totalmente lo contrario a lo que hasta ahora el mundo local ha pedido, que es más financiación, más autonomía... Estas nuevas leyes son un ataque a la autonomía local y además lo que más grave sabe es que al final a quien acaba repercutiendo es al ciudadano, y quien se verá afectado es el ciudadano.
 
Y ahora en la LRSAL quieren delegar algunas competencias a los entes provinciales, como los servicios sociales...
Sí, y no tiene sentido que ahora mismo unos servicios como estos dependan por ejemplo de la Diputación, y que en cambio el Ayuntamiento, que es la administración más cercana al ciudadano, deje de hacer esta tarea. No pueden desaparecer las guarderías o escuelas de música porque hacen una labor muy importante y social, y si se hace por un tema de racionalización, es exactamente todo lo contrario.
 
Quizás habría que hacer la reforma de la Administración Local desde abajo y no desde arriba.
Exacto. Es verdad que nos hemos de parar y mirar qué estamos haciendo mal, y que quizás hay Ayuntamientos con endeudamientos muy elevados y que no pueden incluso ni pagar las nóminas de sus propios trabajadores, pero no todos somos iguales. Por lo tanto, hacer una ley lineal de la misma manera para todos, es un poco complicado, y más cuando ni se nos ha hecho opinar.
 
Una de las soluciones que propone el Gobierno es la supresión de Ayuntamientos.
Mire, yo seré muy radical, antes de suprimir ayuntamientos deben suprimirse otras administraciones. Hoy una señora por la calle me decía que tenía un problema, si suprimimos los Ayuntamientos, estos problemas pueden ser muy escasos para los que están arriba, pero para los que estamos aquí día a día y escuchamos a la gente son importantes.
 
Entonces, ¿qué deberíamos hacer con las nuevas medidas que se están tomando?
No se debería dictar una cosa concreta. Deberíamos mirar más el mundo local, mirar cómo funciona y escuchar. Y quizás muchas de las cosas que se hacen en el mundo local, aplicarlas más arriba. No empezar la casa desde el techo sino desde los cimientos de abajo hacia arriba. Y quizás sí que cambiarían muchas cosas.
 
Otro tema que está generando mucho debate es el derecho a decidir. ¿Qué piensa?
Bueno, yo creo principalmente que estamos en un Estado democrático y yo creo que la gente debe poder decidir sobre su futuro, qué es lo que quiere y cómo lo quiere. Estoy totalmente a favor del derecho a decidir.
 
¿Y qué futuro cree que esperan nuestros hijos?
Ahora mismo un futuro algo complicado. Además, esta ley de educación que nos quieren imponer y que es el ataque de un sistema de modelo lingüístico en Cataluña, reduce los recursos para poder estudiar y rompe totalmente con la igualdad de oportunidades. Yo vengo de una generación donde he tenido la oportunidad de estudiar, de trabajar y de tener muchas cosas que seguramente nuestros hijos no lo tendrán porque el modelo de sociedad está cambiando. Pero soy muy positiva, y también creo que trabajando e intentando hacer las cosas mejor se puede cambiar ese futuro.
 
Fomentando la participación ciudadana por ejemplo?
Entre otras cosas. En este mandato, por ejemplo, hemos creado la concejalía de participación ciudadana, que no existía. Desde el Ayuntamiento tenemos varias comisiones, consejos... Me gusta que la gente participe, opine, y lo que percibo intento aplicarlo. La participación ciudadana en estos momentos es clave para los ayuntamientos.
 
En abril del 2012 Castellbisbal entra a formar parte de la Asociación de Municipios por la Independencia. ¿Cómo está el tema de la independencia con este cambio de alcaldía?
El PSC, del que yo formo parte, cuando yo no era alcaldesa votó en contra, pero nosotros respetamos esta decisión democrática y continuamos con la misma línea. La persona que representa al Ayuntamiento la Asociación es el regidor de juventud, él va a las reuniones y nosotros respetamos esto.
 
Para finalizar, vamos por una vertiente más nacional. ¿Cree que es posible que nos podemos entender mejor con el resto del Estado?
La cosa ha llegado a un punto en que ya está complicada. Yo sí creo que es posible mejorar la situación, pero tiene que haber voluntad por las dos partes, porque cuando una persona tiene ganas de entenderse con otra, seguro que llega a entenderse. Ahora es el momento de hablar del encaje Cataluña -España, hay un antes y un después , y el pueblo quiere decidir sobre su futuro, y eso el Sr. Rajoy lo debería escuchar.