Alcalde de Sant Vicenç de Castellet

Joan Manel García Campillo

"Todo ciudadano debería ser Alcalde un tiempo"

La política que se hace en los pueblos es diferente de la que vemos en la televisión o los periódicos. Aquí en Sant Vicenç, por ejemplo, la gente me conoce, sabe que me tiene muy cerca, y no estoy al Ayuntamiento para sacar ningún beneficio.

Lunes, 15 de Noviembre de 2010
Municipio situado entre la confluencia del Llobregat y el Cardener, y el desfiladero de Castellbell, Sant Vicenç de Castellet se encuentra en el centro del resto de municipios que configuran esta subcomarca del Bages (donde hay Monistrol de Montserrat, Castellbell i el Vilar, Marganell, Castellgalí y el Pont de Vilomara i Rocafort), y ejerce una función de capitalidad con respecto a la prestación de determinados servicios. Con una historia que se remonta a los tiempos de la romanización (aunque se puede ir más lejos porque hay restos neolíticos), San Vicente debe su nombre al santo titular de la parroquia del municipio y Castellet a la documentación antigua Castelleto derivada de la pequeña fortificación que se encuentra en una colina cercana a la población. Hoy hablamos con su Alcalde.
"Todo el mundo debería pasar por el ayuntamiento y estar allí un tiempo en el cargo de alcalde, para saber cómo funciona. Y así darse cuenta como funciona la política municipal y ver cómo las cosas no son tan sencillas como pueden parecer de fuera"

"El ciudadano percibe que la política es lenta, que los trámites son muy largos, y que las gestiones se pueden eternizar meses, años incluso. Pero cuando estás dentro, ves que los procedimientos a seguir son los que marca la ley"

"La percepción hacia la política, toda política, es agridulce, lo sé, pero la que se hace en los pueblos es diferente de la que vemos en la televisión o los periódicos. No tiene mucho que ver una con la otra"
Cómo valora estos años como Alcalde de Sant Vicenç?
Pues muy positiva, la verdad. Y también muy interesante. Pienso que todos deberían pasar por el ayuntamiento y, si fuera posible, estar durante un tiempo en el cargo de alcalde o alcaldesa para saber exactamente cómo funciona. Y así darse cuenta como funciona la política municipal y ver cómo las cosas no son tan sencillas como pueden parecer de fuera.

Quiere decir que ahora entiende mejor los políticos?
El ciudadano percibe que la política es lenta, que los trámites son muy largos, y que las gestiones se pueden eternizar meses, años incluso. Cuando estás dentro, ves que los procedimientos a seguir son los que marca la ley, y que los trámites se deben cumplir. Y por otra parte, cuando estás al frente de un municipio, entiendes más las necesidades de la población que vienen a pedir cosas, unas veces son justas y se pueden atender, otras te resulta imposible.

Y en cuanto a la lentitud administrativa, piensa que podría haber algún tipo de solución?
No dependen de nosotros. Los plazos que se establecen vienen dictados por el Estado y las leyes y nosotros poco podemos hacer. Pero pienso que los corresponde, sí podrían agilizar trámites y más con los medios que hay hoy. Así que de la misma manera que dan ayudas a la banca, pues pienso que también podrían mirar estos temas para agilizar unos plazos que no son sólo molestos por el ciudadano, sino también por los proveedores de las empresas, que ven como los pagos se eternizan.

Han notado la crisis aquí, en Sant Vicenç?
Sí, sí, muchísimo. Somos uno de los pueblos con más crisis del Bages, estamos sobre un 20% de parados con respecto a la población activa y eso duele. También tenga en cuenta que hay otros elementos a considerar: tenemos los alrededores de un 12% de población inmigrante, que está distribuida en 49 nacionalidades, la más numerosa de la que es la marroquí. Así que el tema no es sencillo, el paro es una lacra que nos afecta a todos.

La gente que viene de fuera lo debe pasar mal
Sí, los ha afectado especialmente. También es cierto que con respecto a determinados colectivos, hay casas donde viven muchos miembros de una comunidad y sólo que en trabaje uno, ya ayuda al resto.

Y aparte del paro, ¿qué tal ha ido la integración?
Con tantas nacionalidades, ya puede comprender que ha habido de todo. Nos hemos dado cuenta de que los que más se han integrado han sido los senegaleses y los sudamericanos. En cambio los que nos vienen de Marruecos son mucho más cerrados. Va como va, eso.

Usted que ha sido también el CAP debe conocer como nadie las problemáticas que se deben dar
Sí, lo cierto es que algunos colectivos han llegado de unos países donde la sanidad está muy mermada o es muy precaria. Vienen aquí y tienen abierto todo tipo de pruebas: análisis, radiografías, ecografías, resonancias ... cosas que en sus países no tenían o tenían de manera muy restringida.

Y como se combinan los trabajos de médico y Alcalde?
Por las mañanas estoy Ayuntamiento y por las tardes, ambulatorio. No, no crea, antes estábamos mucho peor. Hasta hace cuatro días, los médicos rurales estábamos las 24 horas del día de servicio. Ahora los CAPs nos han liberado más el horario. Pero de todos modos, ya estoy muy acostumbrado a estar pendiente del trabajo las 24 horas del día.

Y como Alcalde, cuáles son las preocupaciones que tiene la población?
Pues lo que se puede esperar de un pueblo de estas características: se solicitan ayudas para pagar la hipoteca, para comer, por los colegios de los niños ... también hay demandas de servicios que faltan, como problemas de luz o de aceras.

Con la crisis, estas demandas habrán crecido
Sí, es cierto que estamos en una época difícil ahora, pero estamos seguros de que todo se superará, y como hay ganas de mejorar y tirar hacia adelante, pues eso es lo que importa. También es verdad, que a pesar de estas dificultades, prácticamente tenemos de todo: ambulatorio, residencia socio-sanitaria, pabellón municipal, muchas asociaciones y entidades, un teatro, escuelas, e incluso y un instituto donde vienen chicos de otros pueblos.

¿Cuál es la principal riqueza económica de Sant Vicenç?
En cuanto a los recursos naturales, sobre todo la piedra gris, que es la que hay en las Fuentes de Montjuïc. Es un tipo de piedra ornamental, que se pone en las fachadas o incluso dentro de casa. En cuanto a la industria, tenemos de muchos tipos, y los polígonos tenemos variedades de empresas como Algodones del Bages que opera a nivel estatal, o el Nostrum que es una marca de comidas precocinadas y que están en expansión.

Esto es una buena noticia
Sí, claro, porque toda esta industria crea puestos de trabajo. Pero lo que pasa es que la crisis la hemos notado mucho, porque muchas empresas que hace un año querían ampliar, han encontrado que han tenido que reducir turnos, días, y gente. Y eso se nota.
 
Y toda esa gente que trabaja aquí, también vive?
La mayoría sí. También hay mucha gente que vive aquí pero que trabaja en los polígonos que hay cerca de Manresa. Lo cierto es que en temas de comunicación, vamos muy bien: tenemos la Renfe, dos estaciones de los Catalanes, la autopista, la C-55 ... Hemos intentado integrar todos estos cruces que nos pasan por el pueblo para dar proyección, y lo cierto es que, nosotros, que hemos sido un pueblo pequeñito, ya estamos llegando a los 10.000 habitantes.

Ahora quizá la que ha aflojado
Si, ahora con la crisis el tema se ha parado, pero la previsión de hacer más pisos que ya teníamos planificado con la Generalitat suponemos que saldrá adelante cuando salimos.

Y aparte de estos pisos, hay otros proyectos previstos?
Sí, el año pasado cambiar el alumbrado del pueblo y pusimos luces de bajo consumo; reformamos el pabellón municipal, hicimos dos piscinas nuevas, hemos mejorado la accesibilidad de las calles, nuevas dependencias municipales porque estaban muy envejecidas, y ahora inauguraremos el nuevo CAP que lo que teníamos hasta ahora se nos había quedado pequeño.

No se han quedado paso cortos
De proyectos hay muchos. Ahora arreglaremos todo el alrededor de la zona deportiva, haremos un espacio para la juventud y otro para servicios sociales, así como la rehabilitación de Can Solé que es una sala polivalente.

Hasta las próximas elecciones falta poco más de siete meses
Sí, hace poco más de tres años que estoy alcaldía, y si el partido ve que va bien y que funciona, yo quisiera seguir. De ganas de seguir tengo. También ha sido la primera legislatura, y si repetimos ya planificaremos más, pero las inversiones son las que hay. De una manera u otra, yo percibo que la gente está contenta y eso es importante.

Pues ya es, con los tiempos que corren.
La percepción hacia la política, toda política, es agridulce, lo sé, pero la que se hace en los pueblos es diferente de la que vemos en la televisión o los periódicos. Aquí en Sant Vicenç, por ejemplo, la gente me conoce, sabe que me tiene muy cerca, y no estoy al Ayuntamiento para sacar ningún beneficio.