Cataluña

Los Alcaldes frente a la crisis

Martes, 14 de Junio de 2011
Reciente pasadas unas elecciones municipales, la legislatura que acabamos de empezar se encara con una difícil situación económica que requiere de liderazgo por parte de los Alcaldes, pero también de Valentía para afrontar determinadas situaciones económicas. Hemos preguntado a algunos representantes municipales que han pasado por Alcaldes.eu cómo ven su papel cómo dirigentes, cómo pueden afrontar con éxito los próximos cuatro años y cuál es su relación con la ciudadanía en estos momentos tan delicados. 
 
Manuel Bustos - SABADELL (Vallès Occidental)
Lo que quiere la gente de un alcalde es proximidad, que te preocupes por aquellos que les preocupa. A mí me gusta la gente, me gusta escuchar sus problemas, captar lo que es la ciudad. Cuando me paseo hay una frase que fuertemente, escucho muchas veces: “Perdone señor alcalde, ya sé que no es el momento, pero querría decirle…” sé que esto no gusta a todo el mundo. Y que aquella persona que se dirige a otra, demuestra que confía en ti, que le escucharás. No siempre puedes resolver el problema que tienen pero sólo con que se pueda producir esta comunicación, ya vale la pena. Y tengo un equipo de personas que se ocupan sólo de esto: de resolver estos pequeños problemas. Yo tengo un compromiso con la ciudad y no pienso dejarlo aunque hayan críticas. 

Salvador Esteve - MARTORELL
(Baix Llobregat)
Lo que piden los ciudadanos es que estés a su lado y que en todo momento interpretes lo que necesitan. Modestamente, pienso que esto es lo que he hecho toda mi vida. Ahora el tema de la crisis es muy importante: entra en las casas, en las familias, y es cuando te encuentras a gente sin demasiadas posibilidades de encontrar. Y este es un tema que cuece especialmente. Aquí, por ejemplo, tenemos mucha industria y sólo la SEAT tiene miles de trabajadores directos e indirectos. La construcción también ha sido muy importante, pero también la que ha recibido más. Hemos de ver cómo evoluciona el tema de la automoción, pero hay quienes lo están pasando mal. 
 
Mireia Solsona – MATADEPERA (Vallès Occidental)
El objetivo que ha de tener un Alcalde es dejar al pueblo mejor de cómo se lo ha encontrado. Yo no soy política profesional. Y no tengo otra pretensión. Desde los ayuntamientos pequeños como el nuestro podemos hacer muchas cosas, para que podamos aportar eficacia y sentido común, y no tanto de cara a la galería. Para que el ir “haciendo pueblo” pueda irse convirtiendo en ir “haciendo país”.  
 
Miguel Àngel Aguilar – BALAGUER (Noguera)
En cuanto a la crisis, hemos de asumir que cuando esto acabe, no todo volverá a ser como antes, ni de largo, estoy convencido. Hemos venido de unos años de ganancia fácil, de especulación, de subir continuamente el precio de las cosas, y esto era demasiado, hombre. Si me permite la licencia le diré que sabemos que el comunismo falló, pero el capitalismo que llevábamos también. Pienso que tendremos que refundar, de reelaborar, de buscar nuevas ideas. Y toda la sociedad en el conjuntolo ha de solucionar. 
 
Josep Fèlix Ballesteros - TARRAGONA (Tarragonès)
Pienso que el paro o la posibilidad de quedarse sin trabajo continúa siendo lo que más preocupa al ciudadano de cualquier municipio. Pero también hay otras prioridades, como la necesidad de tener una ciudad más limpia. Y en esto también ha de colaborar el ciudadano. Y se ha de dar un ejemplo. Una vez al mes, por poner un caso, voy a las escuelas, y a los niños les explico que los papeles no se han de tirar al suelo. 
 
Josep Maria Vila d'Abadal – VIC (Osona)
Lo que piden los ciudadanos es que haya una estabilidad social. Valoran mucho la convivencia, y Vic ha sido siempre una ciudad donde se ha vivido siempre bien. Uno de nuestros rasgos definitorios es que siempre ha estado por debajo de la media de delincuencia, y la seguridad es muy importantepara tener una buena calidad de vida. Y en cuanto a la crisis, la tenemos claro, pero puede ser menos que en las grandes metrópolis, porque tenemos el sector agroalimentario, que funciona muy bien y los sectores primarios son los que sufren más. Las comarcas rurales soportan más bien la crisis. 
 
Josep Mayoral – GRANOLLERS (Vallès Oriental)
Como en todas partes, notamos la crisis. Y nosotros, como dinamizadores económicos, procuramos que nuestra diversificación haya sido capaz de encontrar ‘almohadas’ de otros sectores que están a la baja. Así que estos últimos años hemos generado un Consejo de la Ocupación para que nos permita no solamente pensar en la crisis de hoy, sino también con el futuro. Y este consejo no está sólo en un despacho, es un contrato con el mundo empresarial, para que tanto la administración pública como la empresa privada puedan sacar provecho. 
 
Iolanda Pineda – SALT (Gironès)
Aparte de los problemas del día a día, de la crisis y de la situación que todos juntos vivimos, pienso que una de las cosas que está en la mente de todos los que nos dedicamos a hacer política municipal, es hacer lo mismo para esponjar el territorio. Hacer lo posible para convertir el centro en un lugar que no esté tan masificado y encontrar una mejor distribución para los barrios para que la gente viva con dignidad y con ganas de quedarse, Aquí evidentemente se han de implicar necesariamente otras administraciones porque todo junto comporta la compra de viviendas y su recolocación. Es una transformación urbanista. Difícil, pero hace falta hacerla. 
 
Jordi Hereu – BARCELONA (Barcelonès)
Desde los municipios hace falta ligar las bases del financiamiento, hacerlo más involucrado al desarrollo urbanístico, y hace falta trabajar más los temas de responsabilidad, con la capacidad de decir sí o decir no al ciudadano cuando haya falta decirlo. Y esto también se ha de reivindicar. Ahora el momento es complicado, de acuerdo, pero la gente tiene mucho espíritu de lucha. Cabe decir que soy optimista por naturaleza, pero pienso que para resolver los problemas del presente hay que tener visión de futuro. No podemos caer en esta idea de sólo pensar en el presente, hace falta generar nuevas perspectivas de futuro. 
 
Anna Pagans – GIRONA (Gironès)
En Girona, como en todas partes, ha habido mucha gente que se ha quedado sin trabajo, y desde el ayuntamiento hemos hecho lo posible para reforzar los servicios sociales y colaborar en la reinserción laboral. Pero vaya, los ayuntamientos en general estamos en una situación dramática. Sí, tenemos un régimen de haciendas locales, pero que creemos que tendría que cambiar, porque entre otras cosas, sólo podemos pedir créditos para las inversiones. Es decir, servicios sociales o bibliotecas, que son gasto corriente. 
 
Josep Alemany – VALLIRANA (Baix Llobregat)
Como en todo el mundo, la crisis nos ha hecho frenar una serie de proyectos, el más importante de los cuales ha sido el pabellón de deportes. Y no es la única obra parada. También hay proyectos atrasados como la ordenación del parque de la fuente del Rector, que va vinculado a un Plano único de Obras y Servicios, o el Polígono Industrial, que también se ha ralentizado. Y no sólo somos nosotros. Hay casos graves, para qué negarlo. Gente que vive en torres pero que tienen verdaderos problemas para llegar a final de mes, y que hasta les estamos atendiendo desde Servicios Sociales. De hecho, hemos tenido que destinar dinero al Banco de Alimentos general, porque el tema ha quedado colapsado y hemos tenido que comprar alimentos para cubrir necesidades de algunas familias. 
 
Àngel Ros – LLEIDA (Segrià)
No nos engañemos. La situación económica afecta mucho a las finanzas municipales, teniendo en cuenta que el 30% de nuestros ingresos vienen directamente del Estado, y el resto nos llega a través de los impuestos vinculados, sobre todo la construcción. Y ahora claro, al fallar la construcción, muchos sectores han tambaleado. Pero vaya, hay quien lo pasa más mal que no los ayuntamientos. 
 
Carles Casanova – CASSÀ DE LA SELVA (Gironès)
La crisis nos ha afectado de manera importante, las cosas como sean. Mire, Cassà de la Selva es un pueblo de tradición industrial desde hace muchos años,  y la industria fuerte que tenemos es la del corcho, esencialmente en cuanto a los tapones de cavas y vinos. También hay una industria emergente que es la de la metalúrgica, acero inoxidable, aluminio, metal, buena parte relacionados con la construcción. Y
 
Lluis Tejedor – EL PRAT DE LLOBREGAT (Baix Llobregat)
El problema es el de siempre: querer trabajar y no tener trabajo. Y aquí en el Prat hay unas 5.500 personas que están en el paro. Frente a un problemática de estas características, la pregunta es qué puede hacer un Ayuntamiento. Aquí tenemos una buena provisión de establecimientos públicos y de servicios, con un buen nivel de calidad de vida, pero lo cierto es que demasiadas familias y jóvenes no tienen trabajo. Y esto es preocupante. Y el Ayuntamiento no es una máquina de crear puestos de trabajo, y por tanto, las políticas sociales que tenemos son las justas. De acuerdo que las hemos incrementado, y tenemos proyectos de compensación, planes de formación  y ocupación, pero no resultan suficientes.