Municipio: Alella

Situada en una zona montañosa, a unos dos kilómetros del mar y sólo a nueve de Barcelona; con poco menos de 10 km2 y poco más de 9.000 habitantes, Alella es una de las poblaciones más identificativas del Maresme. Documentada por primera vez en el año 975, cuenta entre sus edificaciones más distinguidas, la Iglesia de San Félix, de construcción románica, varias masías del siglo XIV, la Casa Alella del siglo XIX, y el edificio clasicista de Cal Marqués. Convertida en ciudad-dormitorio dada su proximidad con Barcelona, en su economía destaca la producción vinícola.