Municipio: Granollers

Este año Granollers celebra los 155 años de la llegada del ferrocarril. Si algo ha caracterizado a esta ciudad ha sido la presencia del tren y la carretera que han acompañado y provocado el desarrollo y el crecimiento de la ciudad. Granollers es la capital y la ciudad más poblada de la comarca del Vallès Oriental (60.122 habitantes) y tiene una superficie de 14,9 kilómetros cuadrados.

Los restos más antiguos que se han encontrado en Granollers tienen una antigüedad de más de 4.000 años y los restos arquitectónicos más importante son de época romana: la necrópolis de Can Trullàs. La ciudad ya tenía cierta importancia época romana bajo el nombre de gránulos.

La estabilidad del siglo XVI dan en Granollers un nuevo talante: la ciudad aumenta demográficamente y el mercado prospera notablemente, también se construyesen importantes edificios.

Las infraestructuras y vías de comunicación han sido esenciales en la historia de Granollers. En 1848 se inauguró un nuevo trazado de la carretera de Barcelona a Vic y unos años más tarde llegaron dos líneas de tren. Estos hechos, provocaron que la actividad económica de la ciudad vaya evolucionando gradualmente de una ciudad más bien agrícola a una más industrial y comercial. Entre 1956 y 1975 hay un crecimiento demográfico muy destacado que provocó un importante aumento de las viviendas y de la red urbana. La crisis textil de mitad de los años 60 del siglo pasado dio paso a una industria más diversificada.

Las cifras muestran la importancia del comercio en Granollers. El mercado semanal de los jueves es un mercado multisectorial que tiene lugar en las plazas y calles del centro de la ciudad. Ya la Edad Media su mercado absorber todos los productos agrícolas del Vallès y de las comarcas vecinas. En el año 1040 se menciona en varios textos históricos el mercado Granollers. El mercado consta de unas 450 paradas que representan una ocupación de unos 2.200 metros lineales. Actualmente Granollers cuenta con 1.569 establecimientos de comercio al por menor que ocupan un total de 191.561 metros cuadrados y con 406 actividades comerciales mayoristas (según el Anuario Económico de España del 2004).

La porticada es el edificio más emblemático de la capital del Vallès Oriental. Fue construida en el año 1587 y era la antigua lonja de trigo.