El Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú aprueba regular la aclimatación para favorecer el ahorro energético
Lunes, 22 de Junio de 2009
La medida quiere introducir buenas prácticas ambientales a la organización municipal que ayuden a reducir el impacto ambiental y luchar contra el cambio climático

El ayuntamiento de VNG ha aprobado instaurar a las oficinas i dependencias municipales la regulación de la climatización. El objetivo de esa medida es contribuir a la regulación racional de los aparatos de climatización en verano, favoreciendo un ahorro energético y económico, reducir emisiones de CO2 y, al mismo tiempo, evitar que haya molestias y contrastes negativos para la salud de las personas.

La medida se pretende comunicar a todos los trabajadores y trabajadoras del ayuntamiento con el fin de las practicas de ahorro energético en los equipamientos y edificios municipales.

De forma concreta, se insta a utilizar la climatización cuando sea necesaria y, en ese caso, ajustarla a una temperatura de consigna durante el verano no inferior a 24ºC y durante el invierno a una temperatura que no supere los 22ºC, quedan excluidas de estos parámetros las instalaciones deportivas, que se regulen por el reglamento de instalaciones térmicas a los edificios.

Tal y como explica la regidora de medio ambiente, Yolanda Sánchez, “la climatización representa una tercera parte del consumo de energía en las oficinas como media anual. Los meses de verano el consumo del aire acondicionado puede representar un 50% del consumo energético. La disminución de la temperatura interior mediante aire acondicionado en 1ºC implica un incremento del 7% del consumo energético ( y económico) y de las emisiones de CO2 asociadas”.

Para facilitar el uso racional i eficiente de la energía en general, i de los sistemas de climatización en particular, también se recomienda ventilar las dependencias a primara hora de la mañana, cuando la temperatura es mas baja, durante 5-10 minutos para renovar el aire; mantener la ventanas cerradas mientras el aire acondicionado o calefacción este funcionando; utilizar protecciones solares (persianas, cortinas…) durante las horas de máxima insolación, de manera que, al mismo tiempo, pueda entrar luz natural a las dependencias; cerrar las puertas que puedan provocar huidas de temperatura y garantizar un buen mantenimiento de los aparatos de climatización.

La medida impulsado por el ayuntamiento quiere introducir buenas practicas ambientales a la organización municipal que ayuden a reducir el impacto ambiental i luchar contra el cambio climático, reduciendo las emisiones de CO2 en la atmósfera.

Esta acción se encuadra en el pacto de alcaldes firmado por la ciudad, y que se compromete a reducir las emisiones de efecto invernadero antes del 2020.

Fuente: Ajuntament de Vilanova i la Geltrú