30 años de Ayuntamientos Democráticos
Lunes, 30 de Marzo de 2009
Albert Beorlegui Tous

El primer número de Alcaldes.eu sale a la luz coincidiendo con el aniversario de una fecha ciertamente histórica: la de los primeros 30 años de la celebración de las primeras elecciones municipales del Estado Español. Efectivamente, fue el 3 de abril de 1979 cuando escogíamos por primera vez en mucho tiempo los alcaldes de las capitales, de las ciudades, de los municipios, de los pueblos.

No eren ciertamente los primeros comicios de la larga dictadura franquista y en poco tiempo se intentaba recuperar el empolvorado ritmo democrático absente durante demasiado tiempo: dos años antes, el 15 de junio de 1977 había habido las primeras elecciones generales, el 1 de marzo de ese mismo 1979, las segundas; y esto sin contar con un par de referéndum: en1976, sobre la Ley de la Reforma Política, y en 1978, la ratificación de la Constitución Española. Casi un año después, el 20 de marzo de 1980 se celebraban las primeras Elecciones en el Parlament de Catalunya. Y el pueblo respondía, con una gran participación, con cargos llenos de carteles de partidos nacidos con el entusiasmo de una joven democracia, y una efervescencia como hacía décadas que no se conocía.

Pero las elecciones de 1979 eran ciertamente especiales: no se decidía la validez de unas leyes que no dejaban de ser lejanas, ni tampoco la Presidencia de una nación para los futuros cuatro años: lo que estaba en juego era la máxima autoridad de aquello que resultaba más cercano, más íntimo, tu alcalde.

Entonces todo era posible, no había aún prejuicios sobre la política, la democracia era demasiado joven para ser cuestionada, y la visión con la que vemos aquella época quizá le sobraba ingenuidad, de acuerdo, pero también le faltaba aquello que ha hecho de la política uno de los aspectos más desprestigiados de nuestra sociedad contemporánea.

Sí, ciertamente al cumplirse los 30 primeros años de los ayuntamientos democráticos las cosas han cambiado mucho… Pero qué será que a pesar de los años transcurridos, la política municipal continúa siendo para muchos su último reducto digno: un lugar donde los escogidos democráticamente pueden trabajar para lo que más les motiva: ser útiles a su pueblo, a su ciudad, y ver como aquel lugar donde ha nacido y crecido, pueden llegar a mejorar entre todos.

Entre muchos otros motivos, Alcaldes.eu nace con la idea de ver la parte más humana de estos dirigentes. Pero también conocer de primera mano aquellas intenciones que los han llevado a ocupar los primeros lugares de la política de su municipio.